Desde horas muy tempranas la Avenida de los Shyris este sábado 22 de abril, en Quito, los ecuatorianos militantes y simpatizantes de Alianza País, facciones del Partido Socialista, del Movimiento Alfaro Vive Carajo (AVC), Movimiento Conduce, Frente Amazonía Vive, Acción Regional por la Equidad, Pachakutik-Chimborazo, Acción Regional por la Equidad y Movimiento Agrario, y demás entes políticos, se dieron cita a una multitudinaria concentración para despedir a Rafael Correa quién cumple dos períodos presidenciales consecutivos, y además celebran el triunfo electoral del nuevo presidente electo Lenín Moreno Garcés, un triunfo de segunda vuelta apretado pero nítido.

De a poco las distintas representaciones, provinciales, cantonales, parroquiales, rurales y ciudadanas, iban llegando con su contingente humano, así veíamos grupos de danza folclóricos, personajes parados en zancos, inmensas cabezas de animales confeccionados en cartón pintado, caballos cerreros guiados de jinetes con poncho y zamarros, en la tarima al lado sur se presentaban grupos de música variada, de entre los carteles de izquierda revolucionaria veíamos la imagen del guerrillero Ernesto Che Guevara, animando el ya cálido ambiente, la marea de camisetas verdes ya que es el color oficial del movimiento Alianza País, luego vienen las camisetas rojas de los socialistas, y muchísimas personas me imagino que para contrastar los tonos y el color se habían puesto amarillo de la camiseta de la selección nacional de fútbol.

Pantallas Leds gigantes se colocaron en cada tramo de unos 60 metros, las comunidades indígenas habían traído y presentaron una feria artesanal, estos indígenas impulsaban sus productos en las veredas y lo hacían con la vestimenta propia de su comunidad, algunos en torso desnudo y exhibiendo lanzas, otros con unas armas de combate muy exóticas.

Rafael Correa como es su costumbre arremetió en contra de la oposición, recordó a todos el feriado bancario y acusó de vilezas y ruindades a sus adversarios políticos, su estilo y retórica es tajante, carismático, firme, polémico y hasta un poco agresivo para mi gusto, en Ecuador y para contraste el del nuevo presidente electo Lenín Moreno Garcés, es diametralmente diferente, es que cuando habla Moreno da su discurso, se oye una retórica más calmada, más tranquila, no increpa, no acusa, no injuria, no calumnia, no miente y en algunos momentos se pone un tanto poético.

Por ser nacido en una provincia oriental del Ecuador le han seguido a Moreno, distintas comunidades, Shuar, Ashuar, Quechuas, Yumbos, etc. Estas comunidades de la jungla ecuatoriana tienen tradiciones y creencias tan diferentes a las occidentales, que siempre me han despertado la curiosidad y las ganas de conocer sus misterios, sus dioses, sus costumbres.

No tengo que hacerme muchas ilusiones de descubrir su cultura, puesto que los Tagaeri, y los Taromenane han optado por existir en la milenaria selva del ITT como “comunidades no contactadas”. En fin, los problemas del Ecuador ahora tendrán a una persona nacida en esta región selvática para la búsqueda de soluciones políticas, económicas y sociales.

Mucha Suerte.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!