La mayor representación del despilfarro en Parla es el tranvía de Parla ya que simplemente los intereses de la deuda contraída son más que lo que se recauda en impuestos pero hay otros escándalos en esta ciudad del sur de Madrid que son desconocidos por la mayoría de los españoles e incluso por la mayoría de los propios habitantes de esta ciudad, vienen de la legislatura socialista de Tomas Gómez pero actualmente están costando dinero del contribuyente, son los siguientes :

  • La playa de Parla es un complejo que intenta emular al mar pero que no lo consigue, es una piscina de agua salada con olas artificiales y en los alrededores hay arena y zonas verdes, el escándalo viene por la compra de las palmeras a Egipto que posteriormente se secaron por no contar con un riego adecuado, se cambiaron esta vez por palmeras de Elche y se han vuelto a secar, ya van cuatro cambios de planta por un sistema de riego deficiente, dos este año 2014 y también por la compra de césped al Reino Unido, todo produjo un sobrecoste según el País, además se despilfarra dinero con el mantenimiento de unos bonsáis, un coste mensual de 75.000 euros, además solo en su primer verano la Playa de Parla salio rentable, hoy no le sale rentable al Ayuntamiento y hay rumorología de que se puede cerrar en el próximo verano.
  • Bartolomeu Hurtado fue el arquitecto de Felipe II y fue el encargado de levantar el antiguo Ayuntamiento de Parla que hoy esta en un estado ruinoso, según denuncia Juan Carlos Pachuca (Concejal de UPYD) en la actualidad se están gastando 3.000 euros del bolsillo de los parleños en el apuntalado del edificio para que este no se derrumbe.
  • Algunos centros deportivos municipales fueron traspasados a una empresa privada y la empresa privada incluyo una cláusula en el contrato que decía que si no se llegaban a 6.000 abonados el Ayuntamiento estaría obligado a abonar entre 10.000 y 13.000 euros mensuales, no se llega ni a 4.000 abonados.

Pero no solo hay escándalos relacionados con el malgasto en obras nuevas, también hay corrupción como el escándalo de la dedocracia a la hora de enchufar a la gente en los puestos públicos del Ayuntamiento, también muchos de los empleados cobran sueldos desorbitados, mas sueldo que el propio alcalde en algunos casos, mientras esto ocurre se despide a mileuristas sin contemplaciones, hay problemas con el servicio de basuras, las calles están sucias y hay problemas de alumbrado.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!