La batalla contra la "Ley Mordaza" llega hasta el Parlamento Europeo. Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, encabezará un proyecto con el fin de que la Unión Europea corrobore la ilegalidad de la polémica "Ley de Seguridad Ciudadana" aprobada por el PP en pleno, en el Congreso de los Diputados y que ya, va directa hacia el Senado. A esta propuesta se han unido también los eurodiputados de IU así como algunos de los diferentes partidos europeos de izquierda.

Los detractores de la Ley aseguran que ésta, viola las leyes europeas sobre el derecho ciudadano. Pablo Iglesias denuncia que la Ley Mordaza "es ilegal en cuanto las condenas quedan en manos de las fuerzas del orden y no de los jueces".

 El eurodiputado asegura también que el preludio de esta ley lo encontramos en "las muchas sanciones desproporcionadas en contra de los manifestantes que hemos visto en los últimos tiempos".

Esta coalición de la Izquierda Europea, denuncia que "la Ley Mordaza es antidemocrática" y se apremia a la Unión Europea a que proteja a la población que se encuentra bajo su cargo. Iglesias ha asegurado que "Cuando la casta se siente amenazada, recurre siempre a la represión". A parte de la vulnerabilidad de derechos sociales, han denunciado también el espinoso asunto de la repatriación de inmigrantes "en caliente", asegurando que supone un conflicto con las leyes europeas.

Podemos, ha conseguido crear una iniciativa en la que ha participado la mayoría de la izquierda europea.

No en vano, se refería a ellos Julian Assange, fundador de Wikileaks, como "el primer partido político del S.XXI". Nunca antes se había visto un auge tan espectacular en un partido recién nacido, y que sea capaz de ejercer tanta presión. Para el fundador de Wikileaks, Podemos es el símbolo de la nueva democracia, que surge gracias a la evolución de la tecnología.

En su opinión, en el futuro, "todos los partidos políticos se parecerán a Podemos", sino es así, desaparecerán.

Mientras, en España, el gobierno del PP y algunos medios de comunicación siguen riéndose de los ciudadanos y de los partidos que se han mostrado disconformes con la Ley Mordaza. Sin ir más lejos, hace poco un periodista valenciano, Agustín Ferrer Ortíz, publicó en su Twitter, que los diputados de Izquierda Unida que se amordazaron durante el pleno del Congreso para expresar su negativa a la Ley de Seguridad Ciudadana "estaban para pegarles un tiro en la nuca".

Ya en varias ocasiones había arremetido también contra Pablo Iglesias calificándolo de sinvergüenza. Este tipo de manifestaciones son inadmisibles y más viniendo de un profesional de la comunicación. Por desgracia, en este país estamos muy acostumbrados a este tipo de comentarios, parece que ya nada pueda escandalizarnos.

En España, los ánimos están muy caldeados, y la brecha entre izquierda y derecha se hace cada vez más pronunciada a medida que la situación social empeoran. Sin embargo, estas diferencias nunca habían desaparecido, solo se encontraban en un largo período de letargo.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!