El juez Pablo Ruz que lleva el caso Bárcenas responsabiliza al PP por las presuntas donaciones ilegales que percibieron en el año 2008 y que no está declaradas en la contabilidad del partido, así pues ha dado un plazo de cinco días a Hacienda para que decida la tributación que le correspondería al PP debido a los datos que vienen en los papeles de Bárcenas por el Impuesto de Sociedades 2008, esos datos reflejan que hay una cantidad de 1.050.000 euros por lo que el PP habría cometido un delito fiscal.

Anuncios
Anuncios

El informe que maneja el magistrado Pablo Ruz sostiene que el PP estaba obligado a tributar porque utilizó ese dinero para actividades relacionadas con el partido como por ejemplo gastos electorales o la reforma de la sede del PP en Genova lo que va en contra de la decisión de la Agencia Tributaria encabezada actualmente por Montoro que interpretó que no tenía porque pagarse impuesto alguno.

Pablo Ruz era hasta hace poquito el magistrado ideal porque contaba con capacidades y virtudes que le venían de perlas al Partido Popular, una persona discreta y que tiene al equilibrio y la integridad como principales valedores, ideológicamente independiente y con cara de ser una buenísima persona, tan dulce que de mirar te empacha, pero todo al parecer era apariencia y pose, ya es “persona non grata” para el PP, no es que no posea todas esas capacidades y cualidades, las tiene pero como ya no le baila el agua al PP pues ha dejado de tenerlas y hoy se ha convertido en la bestia negra del PP.

Anuncios

El magistrado Pablo Ruz se ha postulado candidato a ser enemigo público número uno del Partido Popular de Mariano Rajoy y es una tarea sumamente complicada porque compite con numerosas personalidades que son ya enemigos acérrimos del partido de la gaviota como Pablo Iglesias y su partido Podemos, el ascenso vigoroso de Ciudadanos en el último mes, el tipo duro Pedro Sánchez “el malote” por su intervención Debate del Estado de la Nación que le otorgará la posibilidad de rascar algunos votos a pesar del descalabro político de su partido y por encima de personalidades el pueblo que asocia al Partido Popular como el enemigo al que hay que echar, al monstruo al que no hay que mirar.



¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más