Mantener una relación de pareja es fácil, pero ambos han de ser flexibles. El reto es hablar del Amor a prueba. Estos son algunos de los pensamientos y sentimientos destructivos que pueden existir en una relación de pareja: "Hay amor pero la relación se está enfriando... Alguien se encuentra mal porque no se siente valorado/a... Uno/a juzga continuamente los sentimientos del otro... Hay soledad aún estando acompañado...". Diferentes situaciones en diferentes personas.

La comprensión y la flexibilidad es vital en la pareja

El mismo método es para solucionarlo. Todo esto se puede evitar si una pareja se muestra como una persona negociadora, sensible y flexible.

Es una realidad que la mayoría de los matrimonios del mundo no son iguales entre sí. La diferencia de las parejas exitosas es que ellas se comunican de una manera fiable, con total transparencia, apoyándose en los momentos más oscuros y pidiéndose ayuda cuando algo no se puede superar. Nadie va a ser como una persona ha diseñado en su mente. Nadie va a encajar en un mundo perfecto que existe sólo en el cerebro de un individuo. Eso no existe. Solo la flexibilidad creará en los dos el camino que es ideal para el bienestar común.

Hábitos que ponen en estado de alarma una relación de pareja

A la hora de mantener una relación de pareja, se ha de saber razonar que el mundo ya no es una burbuja individual en la que se puede hacer y deshacer a antojo.

Cuando se crea un vínculo con otra persona, ambos deben de remar en el mismo horizonte. Si no se comprende por donde la pareja quiere ir, hay que preguntar. Si se tienen dudas, hay que llegar a un acuerdo. No se debe dejar que el otro sienta la vulnerabilidad, la soledad o la desprotección.

No hay que alimentar situaciones en las que se premie al silencio, a la incapacidad para comunicarse, al hablar por el otro.

Una vez se sobrepasa la barrera del miedo, es muy difícil confiar en la otra persona. Hay que abrir las manos y los oídos a los deseos del otro para que de manera igualitaria se construya y no se destruya. Todos aman el reconocimiento y también el sentirse queridos. Se ha de revisar la manera de expresar el amor y preguntarse si es suficiente para la otra persona.

Si lo siente igual o necesita más. Hay que tener en cuenta que una persona que da mucho y que no recibe tanto se puede llegar a quemar emocionalmente.

Si se quiere mantener una relación de pareja se ha de tener en cuenta varios aspectos

Mantener una relación de pareja será fácil si se ponen en práctica estos consejos: Escuchar, pedir opinión, razonar (juntos), no caer en el desprecio, el rechazo o el interés propio. Aportar, dar, preguntar (si se necesita algo más) Interesarse por todos los ámbitos de la pareja. Estar de acuerdo en un camino de vida (meta) que sea agradable para los dos. Pedir ayuda si uno se encuentra mal en la relación de pareja por no haber superado un trauma del pasado. Pedir ayuda (igualmente) si se tienen dificultades para expresar algo que se siente.

No juzgar. Valorar los sentimientos del otro. Respetar los hábitos de vida, crianza o valores del otro. Unir, no enfrentar. S

Ser transparente en lo que se desea y se espera. No hacer falsas esperanzas. Saber definir lo que se puede hacer y lo que no. No culpabilizar al otro. Aceptar las críticas y la ayuda que viene de la pareja. Aceptar que en las relaciones sociales y las de pareja se van a vivir momentos delicados, instantes más felices y también tragedias. Compartir, recibir, dar (emocionalmente) para mantener una relación de pareja. Estos son los trucos que podrán ayudar de manera más fiable a la hora de querer mantener una relación de pareja.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!