Las contradicciones del Gobierno de coalición de PSOE- Unidas Podemos sobre el inicio de la crisis sanitaria por el Coronavirus siguen aumentando. Ahora, se ha publicado un demoledor informe firmado por el forense del 8-M, una fecha que ha quedado escrita para la historia de España por ser el día de la celebración de la manifestación feminista apoyada por el propio Gobierno.

En dicho informe, el forense lo deja claro: España está a punto de vivir una verdadera “hecatombe”. El documento del especialista adscrito al Juzgado que lleva la investigación sostiene que la Delegación del Gobierno de Madrid y el PSOE tenían la suficiente información para valorar la peligrosidad que implicaba el coronavirus para el estado de salud de la ciudadanía.

El PSOE se mostró a favor de la celebración de la manifestación

El médico forense del Juzgado de Instrucción n.º 51 de la ciudad de Madrid ha presentado sus esperadas conclusiones en la segunda parte del polémico informe sobre la organización del 8-M y si el Gobierno tenía conocimiento sobre la peligrosidad del coronavirus en la ciudadanía contradiciendo las palabras de algunos miembros del PSOE que han rechazaso esta teoría.

El especialista, que se encarga de dirigir la investigación sobre la celebración del polémico 8M, en medio de la expansión del coronavirus en España, ha finalizado su investigación señalando al Delegado del Gobierno en la región madrileña, a pesar de ser consciente de esta información, habría tomado la decisión de no advertir, aunque ya habría sido advertido de la peligrosidad que podría implicar el coronavirus para la población de Madrid.

Bajo su responsabilidad, no se avisó ni a los organizadores de la manifestación feminista ni a los propios manifestantes que salieron a la calle. Según su investigación, ya en el mes de febrero había un alto porcentaje de sospechas que España iba a sufrir una verdadera “hecatombe” a nivel sanitario.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa 'no valoró la gravedad real del coronavirus'. En el mencionado documento, el forense también ha querido precisar que tanto Salvador Illa (PSOE), actual ministro de Sanidad, como Fernando Simón, máximo responsable del Centro de Coordinación de las distintas Alertas Sanitarias, subestimaron la gran gravedad de la pandemia por coronavirus y su desarrollo de manera fulminante.

Hay que recordar que durante aquellas semanas se aseguraba que solo era una especie de gripe y no había riesgos. Mientras tanto, en China, se estaba viviendo un verdadero drama por la falta de mascarillas y respiradores, cientos de muertos por el virus y la publicación de imágenes como fueron las de la construcción de centros hospitalarios en tiempo récord.

El PSOE y Unidas Podemos ya habrían recibido información

Según detalla el mencionado informe, ya el día 25 de febrero, el centro responsabilidad del propio Fernando Simón empezó a trabajar en una serie de versiones del documento con el título de “Medidas no farmacológicas” para poder evitar la expansión de la pandemia, en el que se hacía una mención muy especial a todas las medidas del distanciamiento “social”.

Por esta razón, el forense considera probado que ya hubiera, por parte del Ejecutivo del PSOE-Unidas Podemos, sospechas evidentes de que estábamos a punto de vivir una “hecatombe” y ya fueran conocedores de las medidas que habría que establecer para evitar lo qué acabó sucediendo: la mayor pandemia del último siglo con la mayor crisis sanitaria que se recuerda.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!