Fani, ahora estrella de 'Supervivientes, comenzó su andadura en la televisión (quizá es un poco pronto para hablar de la farándula) con el ''reality'' ''La isla de las tentaciones''. Mucho ha pasado desde que acudió con su novio Christopher a la gran apuesta de Cuatro.

Lo que para ellos debió de parecer un juego o un reto con el que poner a prueba su idílico amor, terminó siendo una bofetada de realidad que acabó teniendo una sensación agridulce, porque, si se reconciliaron, dejaron claro - no tanto el uno al otro (al menos de forma aparente) sino al gran público -, que a veces no todo es oro lo que reluce.

Pero la vida, incluso - o especialmente - en los peores tragos, sigue adelante - a veces de forma inexorable o resistiéndose, pero sigue adelante.

Reconciliación y... tiempo por separado

Fani (''¡Estefanííía!'') y Christopher siguen juntos. Hasta qué punto su reconciliación va a ser duradera, está por ver para los fieles telespectadores. Por lo pronto, Fani ha hecho las maletas - no cabe decir, de momento, que ha puesto tierra de por medio - y ha puesto rumbo a Honduras para participar en el ''reality'' de Telecinco, ''Supervivientes''.

Christopher ya ha colgado un vídeo en el canal que comparte con Fani - MtMad - para explicar a sus fans que la ausencia de su chica se le está haciendo complicada.

A pesar de que ha perdonado a su novia el desliz que tuvo con Rubén en la isla, es difícil no volver la vista atrás.

Ahora está a cargo del hijo de Estefanía, fruto de una relación anterior, con quien se siente muy unido. El chileno está acostumbrado a hacer muchas cosas con ella y se le hace duro que ella vaya a estar tan lejos durante casi tres meses, sobre todo, con esa reconciliación tan fresca en su memoria y en las pantallas de televisión ''de toda España''.

Antes de irse, ella ya le prometió que le amaba, que era su ''familia fundamental'' en su vida. Él ya ha dejado claro que confía en ella y que ella ya es ''mayorcita'' para valorar lo que tiene en casa. Harto de que el público juzgue el hecho de que la perdonase, ha advertido que cree en las segundas oportunidades, ''pero no en las terceras''.

Fani vuelve a ponerse a prueba

Todos recordamos la actitud confiada de Fani al empezar ''La isla de las tentaciones'' - pero incluso en esos momentos - como se ha podido apreciar mejor en las recapitulaciones recientes, esa confianza era más hacia Christopher que hacia ella misma.

Sí hubo algunos momentos en que algún ''tentador'' quiso tontear con ella muy al principio y ella, muy flamenca le frenó en seco. Pero incluso en esos instantes, parecía estar diciendo, ''la cámara no me va a hacer el lío''. Sin embargo, pronto, como quizá no podía ser de otra forma, uno se deja seducir por las dulces mieles de la atención mediática y del protagonismo, y ese teleobjetivo que antes parecía ser el catalizador de ese reto, se convierte, poco a poco, en lo que hace despertarte cada mañana - para bien o para mal.

Lo que pueda uno hacer y lo que puedan ser sus consecuencias, toma una trascendencia más residual con la mirada cómplice de esa cámara y por extensión, de todos nosotros.

Fani se ha ido ahora a ''Supervivientes'', y una de las primeras cosas que ha anunciado es que ''antes que casarse, ella prefiere tener un hijo [VIDEO] con Christopher'', si bien ha anunciado que se casarán este verano. No se sabe si esto lo han acordado los dos para garantizar una secuela más en su periplo televisivo o para, de lo contrario, callar las bocas de los que cuestionan su amor. También es posible que la infidelidad de Fani y su paso por ''Supervivientes'' haya despertado ciertos recelos en su pareja y él haya querido curarse de espanto.

Objetivo: disfrutar y mantenerse fiel

Lo que está claro es que ella, a pesar de las tensiones provocadas por su andadura por el ''resort'' de República Dominicana, parece estar disfrutando más del bombo televisivo que Christopher. A ello hay que añadir que saliese una tía suya, Mayte, desvelando detalles sobre la infancia de la vallecana cuando falleció la madre de ésta y cómo Mayte la tuvo que criar.

Dicho esto, es de suponer que, en su nueva aventura, habrá una curiosa simbiosis entre querer demostrar una firmeza de voluntad en no volver a meter la pata y el querer aguantar la presión - directa o indirecta - de que debe aderezar su estancia en la isla con un poco de picante.

Y ese picante puede traducirse simplemente en ''nuevas experiencias y nuevas oportunidades''.

Seamos realistas (valga la redundancia): en un ''reality'' tienen que pasar cosas. Ahora la cuestión es saber si ese ''no te voy a volver a hacer daño'' con el que le obsequió en su despedida se queda en una promesa o si acaba siendo el preámbulo para otra decepción.

En el momento de la despedida, Fani también le dijo a Christopher que esa lealtad se la tiene que demostrar a él, a nadie más, en un momento poco común de naturalidad, si bien la cámara seguía grabando en ese instante. Por el momento, Fani parece que tiene la cabeza en cómo lidiar con los mosquitos de la isla. Esperemos que sus preocupaciones vayan en esa dirección el mayor tiempo posible. El tiempo, la distancia y el peso de sus sentimientos lo dirán.

Sigue la página Supervivientes
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!