Como ya es sabido y para aquellos que no lo saben, los coronavirus son una familia de virus que pueden ir desde el resfriado común hasta Enfermedades como el SARS o MERS, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) [VIDEO]. Sin embargo, el nuevo coronavirus o 2019-nCoV está tomando control de la preocupación mundial.

No parece descabellado que la preocupación se extienda con la misma velocidad que el virus se extiende por los países orientales y con la misma rapidez con la que ha llegado a países europeos.

No obstante, las medidas que se están tomando a nivel personal pueden ser exageradas en comparación a lo que recomienda la OMS. La humanidad ha pasado ya por varias pandemias, epidemias y demás, y aunque es verdad que estas cobran bastantes vidas si no se tratan a tiempo o con el procedimiento adecuado, muchos pueden llegar a creer que esto será el fin del mundo, como suele suceder con este tipo de enfermedades desconocidas y veloces.

Así como cualquier gripe o resfriado, todos son propensos a contagiarse de este nuevo coronavirus.

Por supuesto, existen algunas personas a las que el contagio de este puede ser más peligroso o incluso fatal. Según la OMS, las personas que parecen ser más propensas a contraer el 2019-nCoV son los de tercera edad o aquellos con enfermedades como asma, diabetes o problemas de corazón.

Seguir las recomendaciones de la OMS respecto al coronavirus es esencial

Debido a todo lo anterior, el pánico puede tomar formas bastante extrañas de cómo la gente se protege de este virus.

No obstante, lo mejor es seguir las recomendaciones que nos dan entidades que están trabajando para darle solución a todo. Por este motivo, la Organización Mundial de la Salud ha desmentido algunas "creencias" sobre las medidas que se deben tomar para la prevención del contagio o algunos mitos que ya han visto la luz.

Algunos de estos mitos pueden parecer absurdos, pero con un poco de información sobre el tema, se puede vivir más tranquilo mientras las entidades correspondientes controlan la situación del nuevo coronavirus

Se registra que el virus se originó en China, y hasta el momento se han confirmado más de 20.000 infectados y poco más de 300 muertes.

Si se ve desde afuera, no son cifras tan exageradas a comparación de lo que se cree. Hoy en día siguen muriendo miles y miles de personas por resfriados mal cuidados. Por esto, recibir paquetes o cartas que provengan de China no es un riesgo, aparte de saber que los virus no sobreviven mucho tiempo en objetos.

Las mascarillas no aseguran el no contagio del coronavirus

Las mascarillas no aseguran el no contagio del 2019-nCoV así como de cualquier otro coronavirus, la OMS recomienda tener una buena higiene respiratoria y de manos.

Se sabe que el nuevo coronavirus, como muchos otros, puede generar problemas respiratorios, por esto algunos piensan que las vacunas ya existentes, como la vacuna neumocócica o contra Hib (Haemophilus influenzae tipo b), pueden ayudar a contrarrestar o evitar el contagio del 2019-nCoV.

Esto no puede estar más alejado de la realidad, porque este coronavirus es muy nuevo y tan diferente que necesita su propia vacuna; por supuesto, tener las otras vacunas no está de más.

También se tiene la idea de que tanto el enjuague nasal como bucal ayudan a la prevención de este virus, pero no es así; claro que hacer esto ayuda a los resfriados comunes y a matar algunas bacterias que estos traen consigo, pero aún no se han registrado casos en los que se demuestre que estos procedimientos protejan al individuo de contraer el nuevo coronavirus. Por último, hasta la fecha, no se ha determinado que algún medicamento pueda contrarrestar el 2019-nCoV.

Apartar el dramatismo del coronavirus

Las entidades de salud chinas, otras entidades de salud e investigación junto con la OMS, están haciendo grandes esfuerzos para que los avances sobre el nuevo coronavirus sean efectivos y rápidos para la pronta contención y recuperación de aquellos que han sido infectados ya. Por este motivo, es mejor dejar las suposiciones, el dramatismo y la preocupación.

Así como a lo largo de la historia, se ha sobrevivido a este tipo de enfermedades que parecen que podrían ser las causantes del fin de la humanidad, no se puede estar más alejado de la realidad. La prevención personal no exagerada es la opción más apropiada, seguir todos y cada uno de los consejos que presentan los expertos, no sacar conclusiones aceleradas y sin fundamentos, y no alarmar más de la cuenta a los que están alrededor puede generar un ambiente menos caótico y preocupante del que ya es.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!