Este año, la Federación Española de Fútbol presentaba un nuevo formato para, aparentemente, dar cierta “vidilla” a la Copa del Rey, un trofeo menospreciado por algunos en los últimos años y vanagloriado por aquellos que no pueden acceder a ganar otro trofeo.

Existía una opinión generalizada sobre que había caído el interés por la falta de variedad en los equipos finalistas. Sin embargo, si echamos la vista atrás, a los últimos años del fútbol, sí que parece que se ha producido cierta pluraridad: Real Madrid, Athletic Club, Sevilla, Alavés, Valencia y el F.C Barcelona.

No obstante, quizá lo que ha causado cierta polémica es que estas 6 finales las disputara siempre el F. C. Barcelona y la ganara un total de 4 veces de manera consecutiva.

Finalmente, por una serie de motivos, se ha creado este nuevo formato de torneo. La Copa del KO tiene a priori, como objetivo, fomentar la competencia en el trofeo.

La Copa del KO puede no ser rentable

Sin embargo, aunque se pretendía impulsar la competencia, esta premisa ha podido explotarle en las manos al señor Rubiales la noche de ayer, día 6 de febrero, porque en la misma fueron eliminados el Real Madrid y el F.C. Barcelona.

Estos dos equipos son dos de los mayores referentes mundiales del fútbol y, por ende, dos de los equipos con mayor audiencia televisiva. Además, si sumamos a este hecho que han quedado en la cuneta otros equipos con masa social como el Atlético de Madrid, Valencia Club de Futbol, Sevilla Fútbol Club y Real Betis Balompié, hace de esta copa un auténtico fiasco para las cadenas que compraran los derechos en televisión.

Peligra la audiencia de la Copa del KO

No se trata de menospreciar el trabajo ni la ilusión de los semifinalistas: Mirandés (segunda B), Granada, Athletic Club y Real Sociedad.

Simplemente se habla de perder audiencias que rondan los 10 millones de espectadores televisivos que están atentos a las pantallas cuando juega algunos de los gigantes del fútbol, frente a equipos cuya audiencia media ronda los 2 millones como mucho.

Un Derbi Athletic Club contra la Real Sociedad podría traer una audiencia cercana a los 8 millones de espectadores, pero se ve difícil cuando su mayor público procede de partidos en abierto y, por el contrario, esta Copa del KO está siendo retransmitida por la plataforma de streaming de pago “DAZN”.

En conclusión, sí que es cierto que tendremos una competición con más protagonistas, pero estos equipos denominados “humildes” correrán el riesgo en el futuro de recibir menos ganancia de la que ya reciben por la retransmisión de los partidos, al ser estos negociados a la baja tras que el torneo sufra un descenso de audiencia.

Asimismo, hay que incluir que, al decidirse por sorteo el estadio en el que se juega, puede ocurrir que estos equipos apenas recojan beneficios por las entradas del partido en su estadio.

Sigue la página Fútbol
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!