Como todos conocemos el bullying es algo que se da día a día delante de nuestros ojos y no nos damos cuenta, niñas, Niños y adolescentes en todo el mundo son atacados por sus compañeros con burlas, humillaciones y mayoría de veces agresión.

Millones de niños, adolescente y adultos se han unido en todo el mundo para evitar esto en las escuelas, se realizan charlas, movimientos, instituciones que están creadas con el fin de dar apoyo, pero aún no es suficiente, se siguen registrando muchos casos de niños que se suicidan por bullying o se vuelven muy agresivos para evitar esto.

El bullying en las escuelas

El bullying en general es acoso físico o psicológico al que someten de forma continuada, a un alumno sus compañeros. En la escuela es donde este es más notable, niños por alguna razón física o vestimenta son acosados psicológicamente por otros compañeros, los que puede volverse una costumbre y hacer que tengan miedo de decírselo a sus padres.

Si el niño, niña o adolescente que está siendo víctima de bullying no habla con sus padres o se dirige a un adulto que le pueda ayudar, se pueden notar algunos síntomas que ayudarán a descubrir que le pasa a la víctima, ya sea desconcentración en la escuela, problemas de memoria, falta de apetito, depresión, ansiedad, crea excusa para no asistir a la escuela, toma un estado de aislamiento, una conducta de evitación con algunas personas mayores, miedo a estar solo y lo más peligroso pensar en el suicidio.

Si como padres, o personas cercanas a la víctima nota esto debe de generar una confianza muy profunda para que este quiera decirle y poder defenderse, buscar una buena solución para el problema, como padres maestros y demás hacer campañas del daño de este, con niños y padres ante todo porque la educación empieza en el hogar.

El acosador puede hacerle daño a la víctima de varias formas, acoso físico( lo golpea o lo empuja), acoso verbal ( lo ofende, sobrenombres), acoso social ( crear rumores falsos para que las personas al verlo solo puedan reírse, lo cual causaría mucha depresión en la víctima) cyber-bullying (humillar, acosar a la víctima por redes sociales, o compartiendo información privada de la víctima), y el acoso sexual que sucede cuando la víctima es tocada sin consentimiento o es acusada por su orientación sexual.

Como actuar ante el bullying

Cuando los padres estén presentes en frente a esta situación deben tomar medidas razonables para ambos tanto acosador como víctima, para evitar que siga sucediendo no solo a ese hijo o alumno si no, a todos los que son víctimas de bullying, hay que orientarlos y ver al prójimo como uno mismo.

Si como padres, maestros o maestras cercanos a la víctima nota esto, debe de generar una confianza muy profunda para que este quiera decirle lo que pasa y poder defenderse, buscar una buena solución para el problema, como padres maestros y demás hacer campañas del daño de este, con niños y padres ante todo porque la educación empieza en el hogar.

El último caso registrado de bullying fue el suicidio de un niño de 14 años al lanzarse a las vías de un tren frente a sus compañeros en Inglaterra. Antes de cometer esto les dijo a sus compañeros que les sostenga la mochila y el celular, dejó una carta en su mochila que podría registrarse como una nota suicida.

Este algo muy lamentable y que a pesar de todo sigue aun pasando, pero hay soluciones que se pueden realizar y es bueno siempre preguntarle a los niños o niñas que pasa en sus escuelas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más