Si hace un par de semanas comentábamos que la situación económica española comenzaba el año con muy pocos signos de mejoría, febrero ha servido para corroborar todo indicio de sospecha. Hoy, 13 de febrero de 2019, no solo hemos sabido que los Presupuestos Generales del Estado no se llevarán a cabo, sino que además nos hacemos eco de que Narcís Serra, expresidente de Catalunya Caixa, y Adolf Todó, exdirector general de la misma, han sido absueltos por la Audiencia de Barcelona en el caso de los sobresueldos ofrecidos a dirigentes de la entidad en el año 2010.

Todó y Serra, junto con otros 39 miembros del Consejo de Administración, eran máximos responsables en la investigación que estaba llevando a cabo la Fiscalía en torno a sobresueldos irregulares que fueron abonados a diversos altos cargos de la caja en el año 2010. Se presentaron diversas pruebas entre las cuales figuraban dos aumentos de sueldo de Todó: uno en enero de 2010, de 100.000 euros, y otro en octubre del mismo año, de 12.000 euros.

El tribunal ha declarado que "no existe comportamiento delictivo ni en los aumentos de sueldo ni en el proceso que llevó a su aprobación"

Sin embargo, el tribunal ha aclarado que, pese a poder tacharse las conductas de los acusados de reprobables, debido a factores como la situación económica del país en aquel momento, su tarea última era la de constatar si estas maniobras podían o no considerarse punibles, desde un punto de vista jurídico-penal.

De este modo, la sentencia afirma que dichas maniobras no pueden calificarse de acto criminal, ya que la intención de estos aumentos era la de prevenir la salida del equipo directivo de la propia entidad, asegurando así su propio porvenir.

Por otro lado, más preocupante resulta el hecho que los Presupuestos Generales del Estado hayan sido frenados de una forma tan contundente. Impuestos que, según algunos partidos como Podemos, podrían considerarse los más socialmente comprometidos en mucho tiempo.

Entre sus grandes atractivos encontrábamos un aumento en las partidas para la dependencia, con una subida del 58,3%; otro para estimular la financiación de las cuotas sociales de los cuidadores no profesionales, o la supresión del copago farmacéutico para pensionistas cuyas rentas fueran inferiores a los 11.200 euros.

La subida del salario mínimo interprofesional y de las pensiones ya ha entrado en vigor

Asimismo, estos presupuestos garantizaban cierto alivio en sectores como la educación, con un aumento de las becas para estudiantes del 10,2%, una disminución en las tasas universitarias y una financiación de 100 millones para la cobertura de libros de texto y material didáctico, duplicando la del año pasado.

También se pretendía aumentar las dotaciones del Ministerio de Justicia (con iniciativas dedicadas exclusivamente a impulsar la Ley de la Memoria Histórica) o aumentar la inversión en infraestructuras en un 18%, y en un 41%, en vivienda. Se desconoce si Pedro Sánchez se verá obligado a convocar elecciones tras este percance.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más