Hace ya algunos años la religión pagana volvió nuevamente a ser practicada en Europa. Cada día más gente vuelve a los cultos antiguos, abandonando los monoteísmos. Esto denota una necesidad creciente de dirigirse a una distinta tipología de fe, en este caso, una que valora mucho el camino personal y la libertad individual. Pero ¿de qué trata exactamente este tipo de expresión de religiosidad?

Qué es el neopaganismo

La palabra pagano llega desde “Pagus” en latino, que significa habitador de un “pagus”, un pueblo.

Anuncios

El pagano era llamado así porque los rituales dedicados a los dioses antiguos, sobrevivían sobre todo en las zonas rurales, donde la cristianización fue más lenta a tomar pie , de hecho, el paganismo es desde siempre la religión de la gente pobre.

El neopaganismo se basa principalmente en la adoración de la naturaleza y sus personificaciones, que pueden ser representar cualquier cosa: una colina, un bosque o una divinidad antropomorfa. En esta religiones no hay una verdad dogmática. Todo se basa sobre la experiencia personal de cada uno.

El neopaganismo, es una forma de espiritualidad que tiene como base antiguas creencias conectadas con el culto de la naturaleza y los politeísmos precristianos, pero, a distinción de las antiguas religiones, está influenciado por elementos de religiosidad más modernos, madurados en la historia humana gracias a los monoteísmos. Un ejemplo explicativo de este nueva manera de entender el paganismo es la Wicca.

Los asuntos fundamentales

El hecho más importante para los neopaganos es lo que cada persona madure en su camino espiritual su propio camino personal.

Anuncios

De hecho, no se trata de pertenecer a un culto en específico, como la Wicca, sino sobre todo mirar dentro si mismo/a para encontrar una forma de conectar el alma con lo que se tiene alrededor, sea en el plano energético, como espiritual o físico.

Otro asunto fundamental para una persona que elige esta forma de espiritualidad es el respeto por la vida. Esta religión que se basa sobre la naturaleza y se aleja con fuerza de la violencia y de rituales brutales cual los sacrificios (que se realizaban en el antiguo paganismo).

Los neopaganos en España

Se podría pensar que esta fe sea más difundida en los países de norte de Europa, pero también España tiene su comunidad neopagana: la Pagan Federation International de España. Esta asociación nació con la intención de poner en contacto entre ellos los creyentes en el neo paganismo.

Las comunidades que componen el numeroso grupo de los neopaganos son muy variadas e interdependientes. Una entre las más importantes en España es la Comunidad Odinista de España (COE), con más de 2000 fieles registrados, reconocida por el estado español desde el 2007.

Anuncios

Los pertenecientes a esta comunidad, tienen un templo donde celebrar sus rituales en Navas de Jorquera (Albacete), realizado de forma artesanal y humilde, pero que acoge los fieles que buscan solo una manera distinta de la tradicional para expresar una devoción que se dirige a rituales ancestrales y precristianos. Este templo tiene una apariencia muy lejana (como ellos mismos declaran) del templo dedicado a Thor que se está construyendo Reykjavik en Islandia y que será el más grande dedicado a la religión nórdica.

Los prejuicios

No todos ven bien esta vuelta a las religiones antiguas que se está desarrollando en estos últimos años, reduciendo por prejuicio, la espiritualidad de estas personas a un cúmulo de rituales raros y misteriosos que llevan al hombre a ponerse en contacto con fuerzas malignas. Nada de más distante de la realidad. De hecho, el concepto de mal absoluto está introducido por las religiones monoteístas, mientras las divinidades paganas están más conectadas con los ciclos naturales y sus personificaciones. También los rituales mágicos realizados por los creyentes en el neopaganismo, están conectados a algo de positivo. Una norma de la Wicca es “haz lo que quieras, pero que nunca dañe a otro”. Este concepto, vuelve irrealizable rituales que puedan hacer mal a alguien.

La utilización de la magia (entendida como movimiento de energías en el plano espiritual bastante parecido a lo que pasa en el reiki) es una de las características más peculiares y criticada. Para el paganismo el mundo espiritual y el material están en continuo contacto, así que es posible plasmar la realidad también dirigiéndose a espíritus y energías que están a nuestro alrededor. Esto puede ser más o menos aceptable por parte de todos como concepto, pero es necesario respetarlo. El elemento más interesante de estas tipologías de religiones es la apertura al reconocimiento de otros dioses. Una apertura que debería pertenecer a cualquier forma de religiosidad.

Sin duda el debate con la gente que practica o está implicada en este movimiento, es muy interesante también para considerar desde otra perspectivas las religiones monoteístas, y sus limitaciones.