El público seguidor de Gran Hermano VIP está enojado, y no con el programa, que sigue contando con el favoritismo de la audiencia. Está molesto con la forma en que se ha manejado esta temporada, y las palabras de Jorge Javier Vázquez, en las que le pide a los que sufren por el programa que dejen de verlo, ya que esto les haría un favor a todos, solo contribuyen a aumentar el grado de enfado de la audiencia.

Sin embargo, la culpa no es Vázquez, que solo es quien da la cara ante el público y es quien recibe los ataques y los devuelve, no siendo quien toma las decisiones que han provocado el nivel tan alto de polémica que tiene el programa.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

La audiencia está saturada por la mala conducción del programa

Esta temporada de Gran Hermano ha estado marcada por la polémica: sanciones que se ignoran, problemas que se tapan, manipulaciones, mentiras, cosas que no le hacen falta al programa para estar en los favoritos.

Estas decisiones tomadas por quienes lo dirigen son las que han colmado la paciencia del público.

Y en el programa de anoche, Vázquez se lució, haciendo gala de la ironía y el sarcasmo que maneja tan bien, atacando a todos: a los que estaban en el estudio por haber abucheado a Mónica Hoyos; a los que estaban en sus casas; al currículo de Miriam Saavedra; a Rosa María Mateo, invitada de último momento y la que fue atacada por sus declaraciones en contra de los realities.

Para que GH [VIDEO] sea visto como un programa de entretenimiento, hay que volver a convertirlo en eso, lo que no está en poder de la audiencia. Gran Hermano siempre ha estado marcado por la polémica, pero en esta ocasión el programa ha pedido su esencia, ya que cambiaron las reglas del juego, y esto no fue de buen gusto de sus seguidores.

En el programa Miriam Saavedra fue nominada por primera vez, junto a Mónica Hoyos y El Koala para ver quien sale del programa en esta última nominación. Suso y Asraf ya son finalistas de esta edición.

La carga de Rosa María Montero contra los realities

La periodista Rosa María Montero compareció ante una comisión del Congreso, como administradora de TVE, donde explicó su gestión y atacó a los realities como Gran Hermano, afirmando que mientras ella sea la administradora única provisional de RTVE, nunca habrá este tipo de programas.

Forma en la que justificó la baja audiencia de la cadena pública y que, paradójicamente, son los realities los que mantienen el favoritismo del público. Y estos son o no de calidad según como sean dirigidos. Esta postura frente a los realities fue la que hizo que se ganará el ataque de Vázquez [VIDEO] en el programa de anoche.