Tener mala memoria es bastante común en muchas personas y suele ser un martirio en tu día a día, una opción para acabar con esto y que es bastante recomendable para aprender una serie de datos aparentemente sin sentido, es asociarlos con algo más o unos con otros. Por ejemplo, en geografía, un truco para aprender a localizar países es buscando puntos de referencia. Y no hay mejor ejemplo que Italia, la cual tiene forma de bota, que por cierto parece que está a punto de patear una isla que no es otra que Sicilia.

O bien, si necesitas aprenderte las placas de tu carro, no es lo mismo que son 612 como la fecha de tu cumple, a repetir el numero como un loro.

Otra técnica es imaginar lo que tienes que recordar. Si tienes que ir a comprar material para un trabajo, por ejemplo, no es lo mismo pensar en las cosas por separado que visualizar todo el trabajo [VIDEO]completo e ir verificando lo que hace falta.

De primera mano

Hay algo llamado aprendizaje significativo que no es otra cosa que darle un sentido, un significado propio a las cosas que estudiamos. Como en todo, somos más receptivas a unas cosas que a otras. Y es que aprendemos con todo nuestro ser. Así como nuestras emociones nos facilitan registrar información, también pueden volverse un obstáculo.

La estrategia aquí es intentar vivir lo más directamente posible lo que estamos estudiando. No es lo mismo estudiar la pintura moderna en un libro, que ir a un museo y observar los cuadros sin preocuparte tanto por copiar la ficha técnica.

Es cierto que hay muchas cosas que no puedes vivir directamente, pero por ejemplo, puedes buscar películas, libros o incluso comida que sirva de apoyo y haga que al momento de que trates memorizar algo, lo logres recordar sin dificultad. Asimismo, algo básico, por supuesto, es constantemente registrar que te están diciendo y ver de cierta forma, que tiene que ver contigo. Mira, hasta que te sea indiferente o no lo soportes, te sirve para saber mejor que tiene que ver con tu vida eso que quizás no recuerdes bien.

Memoria en forma

Como mencione anteriormente, depende de muchas cosas el que tengamos una buena memoria o no. Si estas enferma, si te has pasado un año a pan y agua, si tienes problemas familiares, es ilógico que no puedas dar al 100%. Siempre que trates de memorizar algo, busca un lugar que te agrade y en el cual te sientas cómoda. Si tu mente está en otra cosa, difícilmente vas a poder concentrarte en la escuela. Uno de los síntomas de fatiga o desgaste emocional es la falta de memoria.

Un consejo para prevenir el Alzheimer es precisamente llevar a cabo actividades que refuercen nuestra memoria [VIDEO]; como resolver acertijos, crucigramas, rompecabezas, jugar juegos de estrategia tipo ajedrez o hacer cálculos mentales. Este es un buen momento para desempolvar nuestras neuronas.