2

La red de Internet y, posteriormente, las redes sociales han revolucionado la comunicación. En los últimos diez años hemos sido testigos de la creación de espacios virtuales que facilitan las actividades comunicativas de los seres humanos. Uno de estos espacios es WhatsApp. Esta es una plataforma móvil que permite el intercambio de mensajes de texto, archivos de audio y vídeo. Ha sido una de las plataformas sociales más exitosas de los últimos ocho años. Esta red social ha generado mucha aceptación entre sus usuarios. Sin embargo, no todo ha sido color de rosa para WhatsApp [VIDEO].

¡WhatsApp otra vez en peligro!

Este servicio de mensajería se ha visto amenazado por diferentes tipos de virus.

En esta ocasión, WhatsApp se ve afectado por una aleta de virus que puede colarse en las conversaciones y leer los mensajes. Como era de esperarse, los usuarios de Android son los principales perjudicados con esta nueva amenaza.

ZooPark es el nombre con el que se ha denominado al malware que está generando toda esta conmoción. Según investigadores de la compañía de antivirus Kaspersky, este virus es capaz de infiltrarse en las conversaciones sin que los usuarios lo perciban. La empresa también informa que hasta la fecha, lo han detectado en cinco países: Marruecos, Jordania, Irán, Egipto y Líbano. Los expertos indican que se trata de un malware muy sofisticado que, de momento, solo ataca los dispositivos que utilizan el sistema operativo Android. Se desconoce la procedencia del virus, pero se cree que puede ser responsabilidad de grupos que desean desestabilizar, en países de Oriente Próximo, el sistema operativo ya mencionado.

¿Cómo afecta este virus a los usuarios?

Se sabe que un dispositivo infectado con ZooPark da acceso total a los ciberdelincuentes, es decir, estos pueden ver y utilizar toda la información personal del dueño del teléfono. En otras palabras, los ciberdelincuentes [VIDEO] pueden acceder a la lista de contactos, las cuentas, el registro de llamadas, las grabaciones o notas de voz, etc. Es, sin duda, alarmante esta situación y pone en peligro la privacidad de millones de personas.

Se espera que los propietarios de la compañía de mensajería puedan resolver este problema y que no se expanda a otros países. En este punto, se puede recordar que la tecnología ha cambiado el mundo. Lo ha cambiado para bien y para mal. Esperemos que lo bueno se sobreponga a lo malo.