Cuando una mujer va a ser madre por primera vez siente una emoción tan grande como ninguna otra en la vida pero a la vez la futura mamá siente un profundo miedo por la nueva experiencia que además implica estar al cuidado de una vida frágil y delicada. Algunas damas cuentan con la ayuda y el apoyo de sus madres, amigas o familiares que al tener la experiencia [VIDEO] les ofrecen estar a su lado y enseñarles sobre todo en los primeros meses del bebé.

Preparadas para lo inesperado

Sin embargo, siempre habrá un momento en el que te quedarás sola y seguro se puede presentar una situación en la que no sabes qué hacer, pero tranquila que con la maternidad se desarrollará en ti un hermoso instinto natural que te guiará a tomar las decisiones correctas para salir de una difícil situación.

Lo primero que debes saber es que es normal que los bebés lloren, a pesar de ello cuando notes que es un llanto descontrolado que no se detiene aunque lo intentes todo debes prestar atención y meditar en la raíz del problema, puede que el niño tenga hambre, tenga sed, o se encuentre estreñido.

Por lo general. los niños al poco tiempo de hacer sus comidas evacuan, si notas que ha pasado un tiempo importante sin hacerlo entonces debes llamar a tu médico de confianza, pues el niño podría estar teniendo problemas para hacer sus necesidades. Otra razón del llanto descontrolado es que el niño tenga hambre, repasa las horas en las que debió comer y verifica que lo haya hecho. Es posible que por las muchas ocupaciones de la madre principiante se le haya olvidado alimentar al bebé a tiempo, son cosas a las cuales con el tiempo te irás habituando.

La leche materna es el mejor alimento

Los niños toman únicamente leche materna hasta los 9 o 10 meses aproximadamente, a partir de allí pueden comenzar a comer comidas blandas como sopas, sancochadas y algunas frutas. Esta es una etapa en la que la mamá debe estar muy pendiente para que el niño no se ahogue, por eso es mejor que las cosas se les den licuadas o en forma de papilla. También es importante que la madre mantenga las uñas de las manos cortas para auxiliar al bebé si se ahoga y no rasguñar su garganta o boca.

Sus comidas a base de alimentos naturales sin procesar los ayudarán a tener un mejor sistema de defensas contra las enfermedades y les harán crecer mucho más y fuertes. Que las madres amamanten a los niños les proporcionara una fuente de vitaminas, minerales y calcio como ningún otro alimento lo puede hacer. Siguiendo estos y muchos otros consejos te harán la mejor mamá del mundo.