El Suicidio está presente en la violencia estructural contra las mujeres. Muchas de las que hemos sufrido violencia física [VIDEO], sexual y psicológica en algún momento pensamos en el suicidio como único medio de salida. A continuación comparto con ustedes una carta que escribí el día que decidí dejar de vivir. Obviamente, mi plan fue saboteado y hoy lo agradezco. Que esto sirva para generar conciencia y que se trabaje para la contención integral de mujeres en situación de Violencia.

Carta a mi hija

"Hija, entiendo que nada va a calmar tu dolor, así como nada cambió el mío. No te sientas nunca mal por esto y se feliz a cada instante pensando que desde donde yo esté voy a estar cuidándote y viéndote crecer y convertirte en la hermosa y buena persona que sos.

Esta es la peor salida, pero es la única que me queda. Probé muchas cosas para ser feliz, pero cuando uno está tan quebrado por dentro es muy difícil poder seguir buscando alternativas.

Ya no quiero sufrir y que mi sufrimiento te perjudique a vos. Te amo, te amaré por siempre, más allá de la vida y de este mundo que conocemos. Cuidalo a papá mucho, refugiate en él y salgan adelante. Tienen todo para ser felices, todo está en sus manos, porque solo les resta aprender a disfrutar de la vida y los contratiempos que a veces se presentan. Esto es algo que yo nunca pude aprender, por más de haberme esforzado de sobremanera. Serán grandes compañeros de aventuras y algún día vos formarás una familia, esa concepción que siempre busqué y nunca pude lograr.

Crecé felíz, tené hijitos, que son las únicas personas que realmente te pertenecen y que con una sonrisa cambian la realidad.

Buscá un compañero que te cuide y nunca te haga sentir mal, ya verás que es sumamente difícil eso, pero hay, creeme que los hay, y más para las buenas personas, siempre aparece alguien capaz de rescatarnos del naufragio. Yo no pude tenerlo, pero no dudo que vos lo tendrás.

Hoy leí algo que decía así:

  • ¿Te gustan las mariposas?
  • Si, son muy bonitas.
  • Una vez, mi maestra me dijo que las mariposas no vivían mucho tiempo y eso me produjo angustia y tristeza, así que fui a casa y le conté a mi mamá. Ella dijo –“Sabes, ellas tienen un buena vida, pero muy corta. Tienen una corta y hermosa vida, no te sientas triste por ellas, disfrútalas cada vez que las veas volar en el campo, porque no sabrás si alguna otra vez verás a la misma”.-

Perdoname por no poder seguir, perdóname por soltarte la mano, perdóname por ser tan cobarde y no poder buscar más salidas. Quiero verte crecer y ser feliz, quiero que te prometas a vos misma que te vas a levantar cada día a buscar tu felicidad, y tené en cuenta que la felicidad no está en cosas materiales, generalmente primero la felicidad está en uno mismo y luego, con suerte, la encontrarás junto a otras personas.

Explorando tu mente y tu corazón vas a saber cuál es el camino correcto y no te pongas mal si algo sale mal, vos siempre vas a tener la posibilidad de levantarte y empezar de nuevo, porque desde chiquita demostraste la capacidad de buscarle el lado positivo a todo, riendo y haciendo feliz a los demás. Nunca permitas que el dolor y la sensación de ahogo se adueñen de vos, recordá que siempre hay una salida, a veces fácil de ver, otras veces no tanto, pero siempre hay una salida. Siempre vas a encontrar alguien que te ayude en las mudanzas, en los viajes, en los cumpleaños hasta cuando te duela algo.

Lo único que nos salva es el amor por uno mismo y por los demás

Viajá, leé, amá sin condiciones, lo único que al fin y al cabo nos salva es el amor por uno mismo y por los demás. Actuá, patiná, cabalgá, viví libre ya sea en el campo, en la playa, en la ciudad o dónde el corazón y tu espíritu te lleve. Estudiá. Y si no querés no lo hagas, elegí, sentite libre de elegir la vida y el camino a andar, pero siempre, recordá que en el camino está prohibido lastimar a nadie, ni con palabras ni con actos. Se buena chica con todos, ayudá a quienes menos tienen y no te enganches en problemas vanales. No puedo poner en letras todo lo que me gustaría decirte y compartir con vos, simplemente voy a limitarme a creer que después de la vida existe algo más, un lugar donde tendremos la posibilidad desde otro plano de remendar nuestros errores y ayudar a quienes nos amaron. Yo te amo y te amé desde el primer día que supe que crecías dentro de mí.

Algunos concejos que puedo dejarte son: caminá bajo la lluvia de verano, escuchá su sonido y sentí el aroma que deja una vez que se va. Cerrá los ojos y dejá que sus gotas te golpeen la cara, respirá profundo y dejá tu mente en blanco. Andá a las montañas, más específicamente al Valle Encantado en Río Negro y bebe agua del río Limay. Cuenta la leyenda que quien bebe de esas aguas se queda allí para siempre. Yo lo hice y espero descansar ahí.

Conocé nuestro país, es un hermoso lugar, anda con papá y con tu prima cuando sean grandes, viajen. Disfrutá de las cosas buenas y de las malas, hace algún tatuaje con un mensaje ancestral, fumá un cigarrillo mirando un lago patagónico (solo uno eh!), bebe una buena cerveza artesanal, esas que tanto me gustaban. Disfrutá de la vida porque si no lo haces, todo se tiñe de negro y es muy difícil remover ese color."