Para nadie es un secreto que Venezuela no está en su mejor momento. Sólo basta con leer un par de noticias y deducir la calidad de vida que gozan sus ciudadanos. Entre esos goces se encuentra la inseguridad, la crisis política y alimenticia, la escasez de medicamentos y un sinfín de males que harían larga esta lista. Sin embargo, alguien se preguntará lo siguiente:

¿Qué sucede con el venezolano que aún tiene esperanzas en su país más allá de lo abrumadora que pueda ser la crisis para él?

Ciertamente el número de venezolanos que emigran a diferentes países de América y Europa aumenta cada día, pero también está la cara de la otra moneda; el antónimo del venezolano aventurero que decide embarcarse en una incierta empresa con rumbo hacia tierras desconocidas en pro de su calidad de vida: hablo del venezolano que aún cree y apuesta por el Progreso de su país.

Así como para uno no es fácil abandonar sus costumbres para tratar de adaptarse a otras, de la misma manera, para otro no es sencillo quedarse, convivir todos los días en la jaula con los leones y a pesar de, mantenerse firme con la convicción de que los leones no te devorarán en cuanto te duermas.

Por supuesto que ese tipo de venezolano debe tener algo a lo cual aferrarse y mantenerse en pie de lucha para no ser abatido por la situación; algunos lo llaman conformismo; yo prefiero llamarlo amor por su país. Amor que le permite cumplir en su trabajo, con su familia, con sus amigos, y obviamente con su país.

Puede que existan infinidades de pasos para prosperar en un país donde la corrupción y el vicio se han convertido en ley, como en #Venezuela; es por ello que si aún no has decidido emigrar y continuar ayudando en la construcción del país, estos consejos te serán de gran apoyo.

5 breves consejos que te ayudarán a prosperar en tiempos de crisis

1. Como dice el dicho "dime con quien andas y te diré quien eres". Si piensas que las personas que te rodean no influyen en tu manera de pensar, pues te has equivocado. No importa que tantos sueños y metas tengas, si tu ambiente (entiéndase familia, amigos, pareja, entre otros) no contribuye a tu progreso, o si la situación es más abrumadora que tu deseo de seguir adelante, pues fracasaras... ¡Empieza a codearte con las personas que tengan tu mismo deseo de cambiar y verás que progresarás en gran medida!

2. Si quieres hacer algo, escríbelo. Si deseas comprar algo, escríbelo. Si deseas convertirte en alguien, escríbelo. Si añoras viajar a algún sitio, escríbelo. Simplemente escribe todo lo que desees hacer, ponlo en un sitio en donde puedas verlo todos los días y visualiza como te sentirías al hacerlo realidad. ¿Ves que se siente bien?

3. Una vez tengas en claro lo que deseas ser, hacer o tener, debes pasar a la fase de planificación.

Es una fase sencilla en donde tienes que escribir (cuándo no escribir) paso a paso las pequeñas acciones para alcanzar esa gran meta. ¿Quién dijo que una guerra no se gana luchando en batallas?

4. Este es un paso muy importante, puesto que aquí se pone en práctica los 3 pasos anteriores. En este paso debes ser responsable, disciplinado y amar cada una de las cosas que hagas, teniendo en cuenta las vicisitudes del país. Por lo tanto, no puedes decaer ante la primera dificultad que se te presente. Es válido que dobles las rodillas en un cierto momento, pero no debes tocar el piso; en cuanto sientas el más mínimo deseo de rendirte, repasa la lista de tus propósitos y pregúntate qué tan dispuesto estás de rendirte a medio camino y no alcanzar esas metas. Si estás dispuesto a eso, luego no te quejes o culpes a otros por tus fracasos.

5. Una vez que has conseguido mantenerte estable entre tanta inestabilidad, solo queda seguir, seguir y seguir avanzando entre la desesperada muchedumbre. La única regla que tienes es prosperar por encima de cualquier escollo.

Cabe destacar que no sólo los venezolanos estamos pasando por una crisis social. Muchos países lo están; así que si consideras que estos pasos te ayudarán a mejorar, pues aplícalos, hazlos tuyos y ¡por supuesto que te funcionaran!