Las paritarias docentes son las primeras, junto con la bancaria, en negociar el futuro salarial del año. Pese a que la mesa de debate político-sindical pareciera querer extinguirse, en Argentina los gremios siguen negociando.

Calentando motores en las paritarias

En un escenario social, político y económico cada vez mas controvertido, los niños y adolescentes quedan en medio de las mezquindades que a cada uno le quepa. En 2017 los alumnos de escuelas públicas tuvieron al menos treinta días menos de clase que alumnos de instituciones privadas, dependiendo de la provincia considerada.

El derecho a aprender ¿cómo se garantiza, cómo recuperamos los días que se perdieron y ya no vuelven más? Es inevitablemente e imprescindible apelar a la creatividad docente, sindical y de la clase política para realizar las protestas que son mas que válidas, pero sin quitarles a los niños el derecho a escolarizar, a estar en su escuela y a aprender.

Pobreza e indigencia en números. La niñez y la adolescencia, los sectores más vulnerados

El Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC) retomó las mediciones de Pobreza e indigencia en Argentina.

Antes de continuar, es necesario aclarar la diferencia entre pobreza e indigencia.

La primera trata de aquellas personas que no llegan a completar una canasta básica de necesidades, como alimento, educación, vestimenta. La indigencia incluye a aquellas personas que no logran acceder a los alimentos necesarios para su desarrollo.

Dicho esto y recuperando el estudio del INDEC, se puede observar que la pobreza de las personas alcanza el 28,6% y, dentro de ese universo, el 6,2% son indigentes. Los datos comparados en el primer semestre de 2017 contra los de 2016, arrojan que la pobreza descendió un 1,7%, en tanto la indigencia bajó un magro 0,1%.

Según estudios realizados por el Dr Alieto Guadagni en el contexto de una capacitación acerca de "Políticas para el desarrollo argentino" en la Fundación Contemporánea, aporta que el 40% de los pobres son niños [VIDEO]y adolescentes.

Este árido y desesperanzador dato debe convocarnos a la sociedad toda y en particular a la clase política y gremial dirigente para re-crear un escenario escolar que no quite la mirada ni el cuerpo a este sector cada vez mas marginado y alejado del futuro. El capital más potente y preciado en el mercado global por su competitividad es el capital humano, el cual se va gestando desde la Infancia.

Cuidar y velar por la niñez, promover proyectos de integración creativa para los adolescentes es ir por mucho más que la conveniencia económica y competitiva de una nación. Es también incluirlos en las Políticas de Estado, desvaneciendo leyes donde se les ofrece encierro en vez de proyectos por considerarlos ´menores delincuentes', ocultando las propias miserias y frustraciones que como sociedad conviene no resolver.