Este 23 de enero, Diosdado Cabello en sesión de la Asamblea Nacional Constituyente (no reconocida por la comunidad internacional y la sociedad civil), hizo lectura de un decreto constituyentista que exige al Consejo Nacional Electoral convocar a elecciones presidenciales antes del 30 abril del año en curso.

El decreto para el adelanto del proceso electoral viola la "Ley electoral" que claramente estipula que la convocatoria a elecciones debe realizarse con un plazo de 6 meses mínimo. Por lo que vemos nuevamente como el oficialismo se impone ante las leyes imperantes del ordenamiento jurídico venezolano.

¿Proceso u oportunismo electoral?

Bien es sabido que la oposición no se halla en su mejor momento en cuanto a popularidad y unidad.

El conflicto de intereses mas los constantes desaciertos con la sociedad civil han generado el escenario perfecto para que el chavismo de su golpe mortal, ha habido la insistencia de la fracción opositora para retomar el camino de la unidad y volver a generar confianza en la sociedad, pero; después del fiasco de las protestas estudiantiles donde murieron cientos de civiles, el dialogo rechazado no solo por los ciudadanos sino también por la comunidad internacional, dejan mucho por delante para una muy fractura y débil oposición que observó uno de los mayores índices de abstención en las últimas elecciones de 2017, [VIDEO] desde la creación de la tarjeta de la unidad.

El chavismo por su parte, inmerso en una serie de políticas populistas, sumado al control social que ejerce en #Venezuela a través de alimentos, medicinas, "incentivos" económicos para supervivir y al manejo de los poderes públicos a su antojo; supone un verdadero desafío, no por popularidad, sino por su capacidad de maniobrabilidad en este tipo de escenario; es quien lleva el timón del barco.

La oposición de no llegar a un consenso y reencontrarse con esa sociedad que decidió desconectarse en su gran mayoría, otorgará carta blanca al régimen para conquistar sus objetivos. La MUD debe encontrar un líder en plena carencia de liderazgo en Venezuela y lo necesita rápido, se creyó que podría ser el empresario e ingeniero de empresas polar, Lorenzo Mendoza. Pero este en reiteradas ocasiones ha dejado en claro su negativa para incursionar en la política nacional y hacerse con la máxima investidura.

El periodista político Eugenio Martínez a través de la red social twitter acotó que: "(...) una elección antes del 30 de abril carecerá de las condiciones técnicas mínimas(...)". Lo que supone un proceso poco transparente, totalmente idóneo para los intereses del chavismo, a lo cual personalidades del campo político no hicieron faltar sus opiniones. Entre ellos el secretario general del partido Acción Democrática Henry Ramos Allup quien calificó el decreto como una medida de "represalia" por las sanciones impuestas por la Unión Europea.

Así mismo, el dirigente de voluntad popular y diputado de la Asamblea Nacional hizo un llamado a las fuerzas políticas del país a la unidad para enfrentar al chavismo en los comicios presidenciales.

Claramente el chavismo [VIDEO] manipula la convocatoria a procesos electorales a su antojo. Las pretensiones del gobierno son sencillas, falta de transparencia, fracturar aun mas a la oposición, crear incertidumbre política y manipular al sistema. Todo para alcanzar el objetivo final, perpetuarse en el poder. Y es que el régimen venezolano se juega todo en estos comicios y no está dispuesto a perder. #23ene #Elecciones Venezuela