Volvemos a Cibeles, volvemos al Santiago Bernabéu, volvemos a verles las caras a Carmena y a Cifuentes, también volvemos a ganar la Champions League, etc. ¿Estamos en el día de la marmota? ¿Aparecerá Bill Murray por la Cibeles? No, no es el día de la marmota, es una dinámica ganadora que el #Real Madrid lleva algunos años tornando en costumbre: ganar, ganar, ganar y volver a ganar, como decía Luis Aragonés, exseleccionador nacional.

Estamos viviendo una era histórica, una etapa donde el Real Madrid C.F. está saliendo vencedor en cada duelo que prepara y combate como nadie: Bienvenidos al CR7stianismo.

Mucha gente sigue sin darse cuenta de lo que estamos viviendo cada domingo por la televisión o en los propios campos de #Fútbol, Cristiano Ronaldo corriendo por la banda, rematando como el mejor nueve del momento, defendiendo como el más entregado...

No hay discusión de que nos encontramos ante el rey de Europa, el cual habla portugués y merece todos los halagos del mundo. Si eres culé, no pasa nada por confirmar esta premisa, mientras Cristiano Ronaldo marcaba goles a Buffon, Messi estaba intentando abrir las Lays para ver la final (como es aprueba de niños pues tuvo que llamar a su "papá").

No cabe ninguna duda que el próximo #Balón de Oro será CR7, es unánime. Ha sido el premio The Best-'tia', ha sido de nuevo campeón de la Champions League dándole un repaso a la todopoderosa Juventus de Turín. Esperad, que sigue, ha sido campeón de Liga, ha sido campeón del mundo con el Real Madrid, ha sido supercampeón de Europa, ha sido máximo goleador de la Champions otra temporada más, es el máximo goleador de la Champions League, ha marcado en tres finales distintas (el único que lo ha logrado en la historia), ha sido decisivo en los partidos importantes.

Vídeos destacados del día

También ha marcado a Buffon, cosa que Messi aún no ha logrado en toda su carrera, algo que Ronaldo logró a los veinte minutos. ¿Qué más se puede hacer para ganar el galardón individual más importante del fútbol?

Cristiano empieza el primer gol de la final en la banda, conduce, pasa a Carvajal y se desmarca, engaña a los mayúsculos Bonucci, Barzagli y Chiellini, y marca al gran Buffon. No son moco de pavo esos nombres, son los mejores defensas de Europa, de la Champions. La Juventus era el equipo menos goleado de la competicion continental, y vino CR7 para pedir calma y confirmar su presencia en el partido. Ni siquiera el desprecio de Massimiliano Allegri puede enturbiar el brillo del Balón de Oro del hijo de Madeira.