Increíble. ¿A vosotros no os lo parece? Porque a mí sí. Creo que todos hemos perdido la cuenta de los casos de corrupción que ha habido últimamente. Seguir el panorama político y los casos de corrupción se ha vuelto costoso. No solo porque necesitas hacerte esquemas y conectar las tramas de corrupción para poder entender que tengamos tanta gente imputada, sino porque a cualquiera que le preocupe tener una Política decente está más que harto de oír en las noticias día tras día un nuevo imputado, un nuevo caso de desviación de fondos, etc.

Y no es para menos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

Si tuviéramos unos políticos decentes la mayoría de los imputados hubieran sido cesados y se hubiesen tomado represalias y medidas para que esto no volviera a suceder. Pero no tenemos tanta suerte.

A día de hoy la estrategia consiste en: desviar la atención - como es el caso de Venezuela - decir que todos los partidos pasan por lo mismo, argumentar que ellos fueron los que destaparon la trama, etc. Tenemos muchos ejemplos de cómo nuestros políticos no se han responsabilizado ni un poquito de lo que han hecho. Pero… ¿sabéis cuál es el que más me gusta? Le he puesto nombre y todo, y lo pienso usar en mi día a día. ‘Hacerse un Mariano Rajoy. ¿Sabéis lo que significa, no? Exacto. No hacer nada de nada. Como si nada pasara, como si todo fluyera.

Recuerdo un ejemplo que escenificaba muy bien lo que le pasa a Mariano. Hicieron un sketch en Polonia donde tiraban a Mariano por un ventana y pensaban que no iba a sobrevivir, pero nada más lejos de la realidad. Mariano cayó de pie. Lo intentaron desde más alto y Mariano volvía a caer de pie.

Vídeos destacados del día

La conclusión es que este señor tiene más vidas que un gato - políticamente hablando - y da igual las veces que se caiga, Mariano Rajoy tiene flow suficiente para esquivarlas. Me parece gracioso y me asusta a la vez. Me parece gracioso por el dicho de ‘no sé si reírme o llorar’, yo soy más de las que se ríen. Pero por otro lado me parece muy preocupante que tengamos unos políticos a los que les importe tan poco la ética. Que no son capaces de sumarse responsabilidades, porque señores, para eso hay diferentes tipos de cargos, cada uno adopta una responsabilidad y ya nos hemos dado cuenta que aquí nadie sabía nada.

Bueno, yo les digo que nosotros tampoco nos creemos nada. Ojalá a todos nos funcionara en la vida 'hacerse un Mariano Rajoy’, ¿verdad? Cada vez que pienso en estas cosas me acuerdo de un profesor que me dijo "los políticos son un claro reflejo de la sociedad a la que representan". La verdad es que aunque a veces me de rabia, creo que tenía razón.