No existen bandos opuestos ni presidentes enfrentados, de cara al público cumplen su función de actores pero detrás del telón todo es religión y amiguismo: se inventan las guerras. Hasta hace poco tiempo se intentaba clasificar a estos psicópatas según las sectas ocultistas o sociedades secretas a las que pertenecen, creando una red extremadamente compleja de enlazar. Pero ya se está comenzando a desenmascarar el denominador común más importante entre estos fanáticos religiosos: el judaísmo sionista.

Para asegurarnos de las doctrinas antisociales e intolerantes de este credo debemos fijarnos primero en las traducciones de sus textos sagrados.

El primer tratado talmúdico el Babha Kamma 113b afirma: ``Los judíos pueden usar mentiras para engañar a un gentil (no judío)´´. El Zohar 1, 160a reza que ``los judíos siempre deben tratar de engañar a los cristianos´´. Todos sus libros están llenos de leyes atroces que permiten el robo, violación, y asesinato de cualquier gentil a manos de judíos. Quizás por esto el libro de David (cap.37) disponga de afirmaciones como la siguiente: ``Si los goyims (no judíos) supieran lo que enseñamos acerca de ellos, nos matarían abiertamente´´.

En su visita por sorpresa al muro de las lamentaciones en 2008, Obama afirmó ser un amigo de Israel y los judíos estadounidenses, anunciando que no presionaría para frenar la ocupación de Palestina. El premio nobel de la paz autorizando el apartheid y rezando con indumentaria judía como la kipá.

Vídeos destacados del día

Igualmente Putin visitó el muro de las lamentaciones por sorpresa en 2012 y también lo hizo de la mano del rabino de los restos del templo de Salomón, Samuel Rabinovich. Putin también deja claro su credo divagando sobre que en el mundo no ocurrirían cosas malas si todos fuésemos creyentes (de la religión judaica por supuesto).

Estos datos ofrecen una nueva visión panorámica en la geopolítica del conflicto sirio donde ya tenemos desenmascarados a todos los personajes. Son todos del mismo bando: imanes lava-cerebros adiestrados en la CIA y Mossad, con rusos y rebeldes islámicos ``made in USA´´ gastando inútilmente toneladas de municiones obsoletas antes de que caduquen. El caldo de cultivo ideal para terminar de eliminar una de las poblaciones que les sigue sobrando a los jázaros en la zona, los kurdos. Sin olvidar robar todos los restos arqueológicos que comprometen su versión del origen de la humanidad y mantenerlos a buen recaudo gracias a la UNESCO y Smithsonian.