Para saber un poco más que es un fantasma vamos a explicar lo siguiente. Mientras nacemos, vivimos y morimos nuestra alma con su esencia y vivencias esta siempre con nosotros. Una vez morimos nos desprendemos de la envoltura física “el cuerpo” para seguir nuestro camino en el mas allá. Esa alma nunca muere.Vamos a ver qué tipos de espíritus se quedan por aquí en vez de ir al mas allá, y el por qué.

Los más comunes son los siguientes: obviamente hay más.

-Fallecidos en un accidente o un ataque. Son los espíritus que han vivido una muerte repentina de forma agresiva y no suelen darse cuenta de que han fallecido. Y una vez se dan cuenta les cuesta asimilarlo.

- Conflictos sin resolver: espíritus que quieren resolver algún conflicto familiar, que se encuentre algún objeto, o trasmitir un mensaje a alguien, en definitiva ayudar a sus seres queridos en lo que necesiten.

- Las llamadas almas en pena: no encuentran el camino, tienen miedo a avanzar.

- Los espíritus maléficos: Llamados como diablos, seres maléficos etc… Se divierten en este mundo, causando daño, confusión etc. a las personas y sobre todo a las personas débiles, con vicios, asesinos etc.

-Espíritus enganchados a un ser amado: prefieren no avanzar y quedarse cerca de los suyos, para cuidarlos, protegerlos.

-Espíritus que tienen miedo a enfrentarse a otro ser querido que también murió.

Ritual para alejar a malos espíritus:

El tercer día de luna menguante, limpiaremos una mesa con una mezcla, de agua y vinagre.

Vídeos destacados del día

Encima de la mesa colocaremos un espejo totalmente plano. El espejo deberá ser redondo. Lo rodearemos con un circulo de sal, si es gorda y consagrada mejor. Al espejo le tiraremos tres pizcas de sal. Cogeremos tres velas blancas y las pondremos en forma de triangulo por fuera del circulo de sal. Tiraremos una pizca de sal encima de las velas y las encenderemos. Dejaremos que se consuman totalmente. Una vez las velas apagadas, tiraremos los restos y la sal a una corriente de agua, río, mar o en el peor de los casos por el retrete.