No sé si a usted le ha pasado amigo(a) lector(a) que cada vez que lees el Salmo 83:1-18 te preguntas ¿Por qué tanto odio contra el pueblo de Israel? La respuesta la puedes encontrar en el libro más traducido e impreso en el mundo entero -La Biblia-.

El tema es extenso, profundo y polémico. Las Escrituras nos remontan al primer libro del Antiguo Testamento –Génesis- que muestra la separación que hubo entre Ismael e Isaac.

La Biblia revela el porqué de ese oído entre estos hermanos y vecino que existe actualmente en el Medio Oriente. Según la Biblia, Ismael no viene hacer el hijo que Dios prometió a Abraham. La Biblia explica que estando Agar –sierva egipcia de Sarai- en el desierto, por motivos de conflictos entre Sarai y Agar; Dios le hablo a Agar: ‘vuélvete a tu señora, y ponte sumisa bajo su mano.

Multiplicaré tanto tu descendencia, que no podrá ser contada a causa de la multitud. He aquí que has concebido, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Ismael -los palestinos- porque Jehová ha oído tu aflicción. Y él será hombre fiero; su mano será contra todos, y la mano de todos contra él, y delante de todos sus hermanos habitará’.

Posteriormente, nace Isaac el hijo que Jehová había prometido a Abraham y a Sara su mujer –nuevo nombre que Dios dio a Sarai-. Agar e Ismael son echados de la casa por Sara por las diferencias que existieron entre Ismael e Isaac, y Sara dijo a Abraham: ‘échalos porque Ismael no ha de heredar con mi hijo Isaac’. Esta división es la causa del odio que ha existido por muchos años y que ha ocasionado tan guerras entre ellos mismos.

Los dos son descendencia de Abraham.

Vídeos destacados del día

Ismael viene hacer bendecido como una gran nación –todos los vecinos de Israel- y un gran guerrero en el desierto. Ismael representa el camino del Islam, al profeta Mahoma y al dios Alá (los musulmanes).

En cambio, a través del linaje de Isaac nació Jacob (Israel), luego Judá, Isaí, David, y finalmente se cumple la promesa divina del nacimiento del Hijo de Dios Jesucristo 'El Salvador'.

Esta es la gran verdad, la guerra es contra Dios, contra Su plan divino y eterno aquí en la tierra. La Biblia en el libro Segunda de Crónicas 20:15 dice: 'Oíd, Judá todo, y vosotros moradores de Jerusalén, y tú, rey Josafat. Jehová os dice así: No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande, porque no es vuestra la guerra, sino de Dios'.   #Unión Europea #Crisis #Terrorismo