Un anuncio publicitario en TV3, es el responsable de este artículo. Me siento y reflexiono sobre lo que, en él, en su absoluta "generosidad", nos ofrece el señor Monsanto en un nuevo alarde de poderío y no puedo evitar esbozar una sonrisa cínica.

Con sumo descaro, como es habitual en este insaciable "terrateniente" se nos recomienda el uso de un nuevo herbicida llamado Roundup Gel. Esta publicidad se asemeja bastante a la de la manguera extensible que tanto te va a facilitar el trabajo en el jardín solo que, las consecuencias de su uso, no son tan amables.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

Vamos a ver por qué.

El pasado 20 de marzo, en Lyon, Francia, "La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC)", estamento perteneciente a la OMS, tras una exhaustiva evaluación reconoce, la carcinogenicidad de este nuevo herbicida.

En concreto: "cáncer de Linfoma no Hodgkin."

El anuncio en cuestión, que se puede ver a través de internet a modo de teletienda, muestra cómo, simulando el efecto del mortal herbicida, un jovial y simpático jardinero, al contacto con su simple dedo índice, hace desaparecer, para siempre, cualquier tipo de "yerba" considerada mala por Monsanto. Lo que no dicen es que con toda seguridad, ese pequeño trozo de tierra, sea estéril de por vida para cualquier otro tipo de planta. Es decir, no solo puede matar la planta, sino a la misma tierra.

Como ocurre con el premeditado silencio sobre los beneficios del agua de mar, también ocurre con plantas sencillas que suelen crecer generosas y espontáneas, como el Diente de león, la Stevia o la Kalanchoe, por citar algunas de ellas y que resultan potentes contra diversos tipos de cáncer y otras enfermedades mortales.

Vídeos destacados del día

Éstas son las que Monsanto quiere quitarnos de enmedio para que sus farmacéuticas las comercialicen a precio de oro. En la revista "PMC US National Library of Medicine, National Institutes of Health, se reconoce al Diente de león efectivo contra tres clases de Leucemia y cáncer de páncreas.

Por su parte, el científico Gilles-Eric Seralini, profesor de biología molecular en la Universidad de Caen desde 1991, da la puntilla a Monsanto mostrando las terribles consecuencias que este herbicida ha provocado a ratones de laboratorio. Según afirma este investigador, el maíz transgénico es completamente resistente al Roundup. Es para pensarse el consumo de este cereal que, como es lógico, y corrobora Seralini, puede enfermarnos gravemente.

Antes de eliminar cualquier planta que, con generosidad nos ofrezca la tierra y a las que consideramos "non gratas", porque desmerecen la belleza de nuestras petunias, dalias o rosas, pensémoslo muy bien porque tal vez, nos estemos cargando un potente remedio contra el cáncer, la leucemia o cualquier otra enfermedad mortal.

A lo peor, estás planteando cargarte tu propia farmacia en casa. Y es que, como en todos los ámbitos de la vida, antes de tomar cualquier decisión, es más que conveniente, sentarse a reflexionar.

La conclusión es clara y contundente, la pretensión de Monsanto es hacer desaparecer todos aquellos remedios naturales que puedan estar a nuestro alcance. Incluso pretende introducirse en la pequeña parcela de nuestro jardín. Comprensible si se tiene en cuenta que, una vez concienciada la población sobre un sostenible autoabastecimiento, su negocio dejaría de ser tan próspero.