Las problemáticas sociales, como puede ser la violencia de género, problemas sanitarios, entre otros, y los medios de comunicación, mantienen una relación muy estrecha. En cuanto a la problemática de la #Inmigración, esta relación ha causado gran preocupación en investigadores de todas partes del mundo. En la revisión de estos autores queda patente la capacidad de los medios de comunicación como un factor más, que puede contribuir a cambiar o a reforzar la percepción que se tiene de los inmigrantes y de la inmigración.

Siendo esto posible, se abre un interrogante: ¿Sería posible crear una guía de "responsabilidad" para los medios?, creada como resultado de las diversas investigaciones llevadas a cabo y futuras investigaciones, en el campo de la inmigración y el tratamiento, que se le da en los medios de comunicación, que sirva como modelo a tener en cuenta, para la creación de sus productos audiovisuales.

Y de #Poder crearse, ¿Qué problemática plantearía? ¿La menor libertad de creación o una nueva forma de creación no explorada? ¿Daría directrices que posteriormente serían recompensadas si se llevan a cabo? ¿Serían imposiciones dada la utilidad de los medios como formadores y reforzadores a niveles cognitivo, actitudinal, emocional, fisiológico, y conductual, según la clasificación de Potter (1998), en la audiencia? ¿Se podría hacer un estudio comparativo del antes de la guía y después de la guía?

Siendo el grupo control la sociedad anterior a la guía, y el grupo experimental la misma sociedad después de la guía, de esa forma no habría el problema de la validez interna del experimento, puesto que la variable independiente que se manipula son los contenidos audiovisuales y se podrían aislar las otras variables midiendo su cambio y repercusión, así se podría medir la variación de la que es responsable el cambio de contenido mediático, sacando incluso un indicador.

Vídeos destacados del día

Teniendo en cuenta la magnitud gigantesca de este proyecto, a escala casi natural y la gran colaboración y esfuerzo dedicado, la pregunta no es si se puede llevar a cabo, sino ¿vale la pena que se pueda llevar a cabo?