Después de los discursos a favor de la cultura en los Goya este 2015, es necesario entender qué motiva al Estado para contribuir a la producción cultural. Y nos damos cuenta de ello cuando revisamos el libro de Enrique Bustamante Radio y televisión en España: historia de una asignatura pendiente de la democracia.

La televisión en España durante el Franquismo, estuvo estrictamente controlada por la dictadura solo estaba La 1 de TVE, que nace el 28 de octubre de 1956, comienzan su emisiones regulares en el Paseo de la Habana, Madrid. Emitía tan solo 3 horas al día y en los alrededores de Madrid. A Barcelona no llegó hasta 1959, y en Canarias no llegó la Televisión hasta 1964.

En 1966 comienza la emisión de un segundo canal en UHF, que posteriormente sería conocido como, La 2 de TVE.

En el contexto internacional la televisión, llega muy tarde. Por ejemplo en 1944 se crea la televisión en E.E.U.U., en 1946 en Reino Unido, en Alemania y Japón en 1951. Pero no es solo la tardía incorporación del medio, es cómo se produce esa incorporación.

Hasta 1957 no se emite un informativo, las únicas vías de información posible eran el NO-DO, y el boletín informativo de RNE. Es necesario señalar que este informativo estaba fuertemente controlado por la censura previa, que no desaparecerá hasta la Ley de prensa e imprenta 14/1966 también llamada “Ley Fraga”, pero eso no quiere decir que no hubiese represión contra aquellos que criticaban o reflexionaban acerca del régimen.

Vídeos destacados del día

Todo este control queda patente en la política de comunicación de la dictadura. A cargo del “Gabinete de prensa y propaganda, de la de defensa nacional” desde 1936 hasta 1941, luego a cargo de la “Vicesecretaría de educación popular”, como si de dirigir a un rebaño se tratase, que cambiaría su nombre por el Ministerio de la gobernación, para que luego el Ministerio de propaganda del movimiento nacional, dejase claro lo que los medios significaban para ellos, una plataforma de propaganda de la dictadura. Posteriormente con la llegada de los llamados “Tecnócratas”, en 1951 pasa a llamarse Ministerio de información y turismo.

Pero la evolución de TVE no se entiende sin explicar las causas económicas, el régimen apostó por la televisión solo porque era un negocio que le salía más que rentable, por los ingresos en publicidad, que llegaban no solo a cubrir los gastos, sino a aportar dinero a las arcas del estado. Fue esto y su necesidad de control lo que le llevaron a invertir en este medio.

Todo esto fue durante el Franquismo, pero le puede dar pistas a alguien de por qué estamos así ahora. En el próximo artículo, repasaré la historia más reciente de la televisión en España, para ver si se puede arrojar un poco más de luz a cerca de las motivaciones de los gobiernos españoles en materia cultural.