Tras el estreno de la película "50 Sombras de Grey", basada en la mundialmente conocida novela erótica escrita por Erika Mitchell (publicada con el pseudónimo E.L. James), se ha creado una expectación máxima al respecto; un aluvión de detractores que no dudan en criticar y mostrar su rechazo hacia la relación que mantienen los protagonistas en la película, Anastasia y Grey.

Críticas muy duras que denuncian la relación que mantiene esta pareja de la trilogía erótica más famosa de la historia, "50 Sombras de Grey"; las prácticas íntimas y el desarrollo de una película a la que tachan de machista, de incentivar la violencia de género; ser un aliciente para el abuso sexual, y de ser una peligrosa lacra social que defiende la sumisión de la mujer, así como un sinfín de comentarios y campañas en contra.

Lo que si es cierto es que no ha pasado desapercibida, la controversia está servida.

Hay quienes dicen que Grey es un depredador, machista, violento y dominador que se aprovecha de Anastasia, quien representa el papel de la víctima ingenua. Por supuesto estas son las críticas más llamativas, sin embargo, también cabe destacar la inmensa cantidad de fans con los que cuenta esta trilogía, con más de 100 millones de lectores en todo el mundo. Muchos son los lectores satisfechos y agradecidos que afirman haber obtenido de este libro mucho más que una lectura entretenida; se atreven a decir que les ha cambiado la vida, haciéndola más rica y abierta en el plano de las relaciones íntimas, consiguiendo un mayor disfrute.

Los expertos psicólogos en parejas se han visto obligados a intervenir en las opiniones atrevidas que se están vertiendo sobre "50 Sombras de Grey".

Vídeos destacados del día

Bajo la perspectiva de los expertos, esta novela erótica no tiene nada que ver con el machismo o la violencia de género, como muchos medios de comunicación y sectores de la población se están atreviendo a denunciar. La relación que mantienen Anastasia y Grey, si bien no es la típica relación, refleja una situación tabú acerca de la sexualidad, como es el sadomasoquismo, el erotismo, y la exploración del placer.

Los expertos en parejas, acostumbrados a tratar los diversos problemas de sus pacientes, admiten que es todo un logro que la novela erótica "50 Sombras de Grey" haya tenido tanta repercusión y que consiguiera llegar a tanta gente en todo el mundo, puesto que ha plasmado una curiosidad morbosa y tabú que estaba en la sociedad. Lo que se relata en el libro sobre el sadomasoquismo resulta fidedigno, puesto que puede llegar a ser una forma de vida, es un juego pactado entre dos personas, y en ningún caso es violencia. Advierten los especialistas en el tema que este tipo de literatura está ayudando a que muchas personas puedan hablar sobre su vida íntima y sus necesidades sin complejos y con mayor naturalidad; también contribuye a que se dé a conocer el erotismo más abiertamente, sin que se vea como algo feo, sucio y perverso.

Se deja entrever que las personas que se dedican a realizar críticas sobre "50 Sombras de Grey", tachando a la novela de ser machista y un ejemplo de lo que es la violencia de género, está claro que no se han leído los libros, o bien siguen obcecados en una visión reduccionista acerca de la sexualidad humana; que ha favorecido la falta de información y una inexistente educación sobre el tema.

Como bien admite el protagonista de "50 Sombras de Grey"; algo que nos podríamos aplicar todos si tuviésemos el valor de aceptarlo:

"Tengo muchas más sombras que luces".