La prestigiosa Revista arqueológica Journal of the Institute of Archaeology of Tel Aviv University presenta un artículo publicado en el número 47 (2020), por los investigadores Eran Arie, Baruch Rosen y Dvory Namdar, que aporta pruebas de la posible utilización de cannabis en antiguos ritos judíos.

Hallazgo de un templo en el desierto

Ted Arad es una antigua ciudad en ruinas situada a pocos kilómetros de la ciudad israelí de Arad, perteneciente a la zona del desierto del Neguev, en la zona sur de Israel. La ciudad, nombrada en dos ocasiones en la Biblia (Números y Josué) ha sido protagonista de numerosos hallazgos arqueológicos.

Uno de los más importantes se produjo en los años 60, cuando se exhumó un templo del siglo VIII A.C. dedicado a Yahvé. Este templo consta de un patio amurallado, un almacén, un salón principal y una pequeña cella o cámara dedicada al culto, con dos piedras sin trabajar que fueron interpretadas como altares en la primera investigación.

Algunos restos de esta cella fueron trasladados al Museo de Israel de Jerusalén, donde se llevó a cabo una reconstrucción de la misma. Entre los años 2007 y 2010 se realizó una remodelación en el museo, que dió pie a nuevos análisis de los altares, con sorprendentes resultados.

¿Se utilizó cannabis para los ritos?

En uno de los altares se encontraron restos de resina de incienso y grasa animal, elementos ampliamente utilizados y documentados en el culto a Yahvé, como también puede leerse en algunos pasajes bíblicos.

Pero los investigadores quedaron realmente sorprendidos al obtener los resultados del análisis del segundo altar, ya que encontraron restos de resina de cannabis mezclada con estiércol, lo que permitiría su combustión.

¿Podían buscar los sacerdotes de este templo un efecto psicoactivo entre los presentes con la quema de cannabis?

Los investigadores señalan que no puede descartarse en absoluto esta idea, del mismo modo que se conocen otros ejemplos de cultos en el antiguo oriente medio, donde probablemente se utilizaron algunas sustancias psicoactivas y alucinógenas.

Los investigadores concluyen que, si bien la utilización de inciensos y otras sustancias psicoactivas es bien conocida en este contexto temporal en otras regiones próximas, esta investigación podría exponer la que es la primera evidencia de la utilización de cannabis en este tipo de ritos en el Oriente Próximo y más concretamente en el reino de Judá.

Los investigadores se proponen continuar examinando químicamente la superficie de otros altares y objetos de culto similares que todavía no han sido objeto de este tipo de investigaciones.

Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!