A partir de hoy, muchas autonomías españolas dan el primer paso en el camino hacia la nueva normalidad. Un 51% de la población española ha entrado hoy en la fase 1 de desescalada planteada por el Gobierno, lo que implica una flexibilización en las restricciones establecidas en el país tras el estado de alarma y la reapertura de negocios, servicios y actividades de diversa índole.

Este sería el caso del sector cultural, como los espectáculos culturales o museos, entre otros. Este tipo de actividades podrán reabrirse de nuevo al público, en los territorios que se encuentren en la fase 1, con ciertas limitaciones y medidas de seguridad.

Restricciones en los espectáculos culturales

Todos los espacios y establecimientos donde se realicen actos y espectáculos culturales podrán reanudar su actividad con un tercio del aforo. En el caso de que sean establecimientos o espacios cerrados, el número de asistentes no podrá superar un máximo de 30 personas en total. Si el establecimiento es al aire libre, el aforo máximo será de 200 personas.

Entre otras medidas, se tendrán que establecer marcas de distanciamiento en el suelo de acceso a la sala, garantizar la distancia de seguridad de los espectadores, que estarán siempre sentados y respetando los criterios de distanciamiento físico. La apertura de puertas se realizará con tiempo para evitar aglomeraciones y que pueda realizarse de forma escalonada, al igual que a la salida del espectáculo.

Los servicios complementarios como tiendas, cafeterías o guardarropa permanecerán cerrados y no se entregarán folletos, programas o cualquier tipo de documentación en papel. Además, se recomienda la venta online de las entradas.

Se realizarán servicios de limpieza y desinfección una vez al día cómo mínimo y antes de la apertura al público.

En caso de que se realicen varias funciones, se limpiará y desinfectará antes de cada una de ellas. Asimismo, estos espacios tendrán a disposición de los asistentes dispensadores de gel hidroalcohólico o desinfectantes.

En cuanto al personal, tanto el colectivo artístico como el personal técnico, tendrán que respetar las distancias de seguridad siempre que sea posible.

En caso de que no se pueda mantener dicha distancia o utilizar un equipo de protección adecuado, como puede ser en el caso de los artistas, se desarrollarán medidas de seguridad diseñadas para cada caso particular, según lo que recomienden las autoridades sanitarias. Además, se garantizará la limpieza y desinfección de instrumentos o superficies que pueda estar en contacto con los artistas.

Restricciones en la reapertura de los museos

Los museos podrán abrir al público siempre y cuando se reduzca a un tercio el aforo previsto en cada una de sus salas y espacios públicos. Solo podrán realizarse visitas, sin permitir las Actividades culturales o didácticas.

Se tendrán que adecuar las instalaciones para garantizar la protección de los asistentes y trabajadores, como la alteración de recorridos o la exclusión de salas que impidan mantener la distancia mínima de seguridad.

Las visitas al museo serán individuales, es decir, se permitirá la visita a una persona o a una unidad familiar o de convivencia análoga, respetando siempre la distancia interpersonal de dos metros.

En las zonas de acceso o punto de contacto público, como taquillas o mostradores, se pondrán dispensadores de gel hidroalcohólico o desinfectante para los visitantes. Además, se podrán colocar mamparas o elementos de protección en puntos como estos, que permitan mantener la distancia de seguridad obligatoria.

Entre otras medidas, el servicio de consigna no estará disponible y se llevará a cabo una limpieza y desinfección periódica del museo.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!