La mayoría de las personas tienen conocimiento de este día dedicado a los padres y aunque para muchos es desconocido su inicio en la historia y considerado simplemente un día con fines comerciales, sus comienzos son muy diferentes y bien es cierto que las grandes superficies enseguida visualizaron el Día del padre como una oportunidad más para realizar ventas.

¿Por qué se celebra el Día del padre?

A pesar de lo que se pueda creer, esta celebración no nace en España, si no que proviene de Estados Unidos. Tenemos que remontarnos hasta el año 1909 donde en un acto de homenaje en el día de la madre, una mujer llamada Sonora Smart Dodd, pensó que no era justo homenajear a las madres y no a los padres, por lo que empezó a solicitar su petición en Spokane, Washington, donde varias asociaciones la apoyaron totalmente.

Propuso como día para esta festividad el 19 de Junio, fecha de nacimiento de su padre, al que quería honrar por su esfuerzo y dedicación, por lo que fue en 1910 el primer año de celebración del día del padre. Ya en 1966 se declaró como fecha oficial el tercer Domingo de Junio para celebrar este día.

Cuantiosos países se fueron uniendo a esta celebración, aunque no en todos se festeja el mismo día, ni con las mismas costumbres. Concretamente en España (tradición que empezó en 1948), y otros países de tradición católica, el escogido para el Día del padre es el 19 de Marzo, coincidiendo así con el día de San José, figura de padre y esposo devoto.

Nadie mejor que un hijo para elegir el regalo perfecto

Para los niños resulta fácil hacerle un regalo especial a papá, ya que en la mayoría de colegios practican alguna manualidad única para este día y si no es así, bastará con un dibujo y una frase que le diga lo especial que es, mientras que para los adultos resulta algo más complicado.

Desde hace ya bastantes años, el Día del padre, como prácticamente cualquier otro día destacable en el calendario, es sinónimo de consumismo. Las marquesinas de las vías se llenan de publicidad recordando este día especial, los escaparates de las tiendas se decoran con infinidad de productos, folletos con ofertas especiales, la televisión dedicará prácticamente en su totalidad la sección de publicidad a seducirnos con algún regalo y por supuesto en internet, lugar donde encontrar casi cualquier cosa que regalar.

Todas estas campañas publicitarias nos ofrecen un amplio abanico de opciones, desde lo más barato a lo más caro, de lo más sencillo a lo más extravagante, de lo tradicional o lo exclusivo y posibilidades casi infinitas para personalizar el regalo ideal del día del padre.

En esta era tecnológica en la que vivimos destacan los productos electrónicos y accesorios para los mismos, pero no faltan los clásicos perfumes, nuevas o mejoradas herramientas de bricolaje, relojes, un buen vino o regalos frikies inspirados en su película o videojuego favoritos entre miles y miles de opciones.

Ningún anuncio puede decidir por un hijo lo que regalar a su padre, pero sí pueden ayudar a encender esa bombilla que diga “esto es lo que buscaba”.

Muchas familias también aprovechan este día para comer o cenar juntos fuera de casa, pero ¿Quién se hace cargo de la cuenta? Bueno, eso ya depende de cada familia, siempre que no opten por pasar el día al aire libre como opción más económica.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!