Después de colarse en la gala de los Oscar de 2019 con nada menos que diez nominaciones por el drama de Alfonso Cuarón (Roma), y otras tres por el western de los hermanos Coen (La balada de Buster Scruggs), así como llevarse tres estatuillas por la primera, las aspiraciones de Netflix para esta gala eran prometedoras, especialmente por el esperado largometraje de Martin Scorsese y buque insignia de la firma para 2019, El irlandés.

En nominaciones, Netflix iba la cabeza

La noche parecía prometedora para la cinta de Scorsese, la cual reunía hasta diez nominaciones, entre las que se cuentan mejor director y mejor película.

No obstante, la noche dejó caer sobre el gigante de la N roja un gran jarro de agua fría, viendo cómo categoría tras categoría, la gala parecía condenarle a volverse con las manos vacías.

Y no es de extrañar la sorpresa si pensamos en que Netflix había invertido más de 150 millones de dólares en la producción de la cinta, que, si bien no había conseguido materializar el éxito en los premios Bafta ni en los Globos de Oro, la aclamación de la crítica generaba esperanza para la cita americana. Pero no todo fue de vacío, la empresa de ocio consiguió volverse con dos estatuillas, la de mejor actriz secundaria por el papel de Laura Dern en Historia de un matrimonio, y la de mejor documental por AMERICAN FACTORY.

No obstante, es de entender que supiese a premio de consolación, pues Netflix se había alzado en el campo de las ilusiones con un total de 24 nominaciones, dos más que Disney y cuatro más que Sony.

Parásitos, la sorpresa de los Oscar

La clara ganadora de la noche fue Parásitos, del director Bong Joon-ho, un drama con toques de humor negro que bien mereció los premios a mejor película, mejor director, mejor película extranjera y mejor guión original, destacando sobremanera en la gala al llevarse cuatro de las seis categorías a las que estaba nominada, escapándose a su colección tan solo el de mejor montaje y mejor diseño de producción.

Después de haberse estrenado en más de 1.000 cines de Estados Unidos y conseguir una gran recaudación internacional, sin duda su reconocimiento en los Oscar marcará un antes y un después en la internacionalización cinematográfica de la gala.

Netflix se prepara para una gran inversión

Después de un 2019 en el que invirtieron 15.000 millones para mejorar su catálogo, y visto que los resultados no parecen ser tan alentadores como prometían, parece que Netflix se prepara para invertir nada menos que la cifra récord de 17.000 millones a lo largo de 2020, con lo que pretende elevarse y destacar contra sus viejos competidores, así como las grandes amenazas que se avecinan para la compañía, como es la llegada del streaming de Disney.

Sigue la página Arte
Seguir
Sigue la página Series
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!