Joaquín Sabina ha tenido que ser ingresado después del que el miércoles (el día de su cumpleaños) se cayera del escenario (sobre las nueve de la noche) mientras daba un concierto en Madrid.

Los servicios médicos que había en el lugar acudieron rápidamente. Después de ser atendido volvió a los escenarios, pero está vez en silla de ruedas para cantar. En todo momento los espectadores estaban al tanto y esperando noticias de si el concierto continuaba o no.

La caída le provocó un gran dolor en sus hombros

Tuvo en el hombro izquierdo tres fisuras limpias y con suerte sin desplazamiento del hombro. El concierto tuvo que ser cancelado con un Joaquín Sabina muy triste por no haber podido terminar su concierto.

Claramente las personas que estaban en el concierto en ese momento no tendrán que pagar la nueva entrada. Tras cancelar el concierto y tranquilizar a las 12.000 personas que estaban en el concierto, fue al hospital para hacerse un chequeo, que terminó con una operación de urgencia por un derrame cerebral.

Pero para la suerte de él, su gente y sus fans actualmente se encuentra en la UCI recuperándose, todo ha acabado como un susto y ya hay que esperar a que recupere las fuerzas para escucharle otra vez en el escenario. Hoy jueves se hará más pruebas para confirmar que está bien, y la hospitalización no pasará de las 48 horas.

No es el primer accidente que sufre el cantante

Dentro y fuera del escenario Joaquín Sabina ya había tenido más accidentes.

En el 2001 sufrió un derrame cerebral, junto a una depresión. En el 2011 empezó a cancelar conciertos por problemas intestinales. En el 2013 canceló su concierto en Zaragoza por un mareo por culpa del calor.

En 2014 a los pocos minutos de comenzar tuun conciertovo que dejar el escenario por un ataque de pánico escénico, aunque después confesó que era mentira y tuvo que dejarlo por problemas de estómago ( náuseas y vómitos).

En 2015 canceló dos conciertos por una tendiditis en el pie izquierdo. En 2018 tuvo que suspender dos conciertos en México por un golpe en el ojo (que le provocó mareos y molestia en el oído) junto a otros cuatro conciertos por un ingreso de tromboflebitis.

Por ahora y lo más importante es que Joaquín Sabina se recupere del todo, para poder volver a verlo en el escenario con su amigo Serrat. Este es el momento de la caída del cantautor en el concierto, cuya caída fue de unos dos metros hasta llegar al suelo.

Esperemos el momento en el que se podrá ver cómo sale del hospital después de estar ingresado y esperemos también escucharle y que confirme que ya está bien.

Hay que recordar que Sabina tiene más conciertos previstos con prácticamente todas las entradas vendidas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!