Pedro Almodóvar, quien en los últimos meses ha gozado de un camino de alabanzas y popularidad gracias al éxito incuestionable de su última película “Dolor y Gloria” ( a pesar de no haberse podido alzar con la estatuilla en la carrera por los Oscar 2020) , tienen ya en su agenda la planificación de sus siguientes trabajos que, por primera vez en su larga trayectoria como director, serán rodados en inglés y contarán entre su reparto con la incorporación de algunas de las estrellas más destacadas del panorama hollywoodiense actual, como la ya anunciada colaboración de Tilda Swinton, que será la encargada de dar vida a la primera de estas producciones, que no es otra que “La voz humana”, un cortometraje basado en la obra homónima de Jean Cocteau.

Esta apuesta por explorar terrenos hasta ahora desconocidos en la filmografía del cineasta español no se llevaría a cabo de forma única, pues además de este corto- que tiene previsto comenzar a rodarse en abril en Madrid- tendría ya estudiado un largometraje inspirado en 5 de los 43 cuentos que componen “Manual para mujeres de la limpieza”, volumen de la autora Lucía Berlín, cuya obra ha sido una de las que mayor impacto ha generado en la mente de Almodóvar y la cual supondría su debut como primer largometraje en habla inglesa de su carrera.

'Dolor y Gloria' : catarsis y apertura al olimpo de Hollywood

Aunque Pedro Almodóvar ya se haya consolidado como uno de nuestros directores más internacionales y con mayor prestigio dentro de nuestro país (ya marcó un hito al ganar el premio a mejor película de habla no inglesa con “Todo sobre mi madre” en 1999) , parece que no ha sido hasta la realización de “Dolor y Gloria” cuando tanto prácticamente todos los académicos como el dictamen del público han coincido en reconocer esta última entrega como una de sus películas más sinceras y emotivas, levantando pasiones y dejándolo a las puertas de rozar el éxito absoluto tras un año repleto de triunfos, pues ya venía anunciando que la ganadora con mayores papeletas siempre había sido “Parásitos” del coreano Bong Joon-ho pero que, a pesar de todo, ya se sentía “inmensamente agradecido y liberado” por haber podido plasmar y exorcizar los fantasmas de su pasado en la pantalla y haber recibido tal acogida.

Esta película le ha motivado a expandir sus horizontes definitivamente, ya que anteriormente ya le habían sido ofrecido proyectos para dirigir en EE.UU como “Una monja de cuidado” o “El chico del periódico” pero que, sin embargo, no había acabado de sentirse identificado como para llevarlos a cabo.

'Manual para mujeres de la limpieza': nueva apuesta, nuevos retos

La marca propia de Almodóvar, tan homenajeada y seguida por muchos seguidores y otras veces tan incomprendida y discriminada por otros, ya es toda una seña de identidad que lo ha clasificado siempre como un visionario irrepetible en la historia de nuestro Cine.

Ahora que ha decidido abrir la puerta a un cambio significativo como es el salto al cine inglés no deja de permanecer en el aire la incógnita sobre la repercusión que tendrá esta apuesta. Para el cineasta, sin embargo, no se trata sobre la popularidad que deparen sus películas, si no a la necesidad -al igual que experimenta su alter ego en la pantalla Salvador Mallo- de no parar de hacer películas como sentido de su vida.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!