Taylor Swift ha sido la cantante y actriz que ha conquistado a medio mundo con sus numerosos álbumes y con sus increíbles looks en la alfombra roja. Ahora nos sorprende con datos inquietantes sobre el desorden alimenticio que tuvo hace algunos años. Como ya sabemos, muchos de los famosos que conocemos hoy en día tienen los mismos problemas que cualquier otra persona. Sus vidas parecen perfectas en la pantalla, pero la realidad de su día a día es muy distinta para algunos de ellos.

Taylor Swift se sincera sobre la enfermedad con la que también batallan muchas personas

En el documental "Taylor Swift: Miss America" cuenta que su desorden alimenticio fue causado por el gran escrutinio de los papparazzi ya que “sufría sus persecuciones fotográficas de manera diaria, causándole una relación muy poco sana con la comida.” Ella misma afirma que "se moría de hambre". Son palabras duras para aquellos fans de la cantante que la han visto convertirse en una gran estrella a lo largo de los años.

En el documental cuando aparece saliendo de su apartamento, aparece una gran cantidad de fotógrafos que la esperan fuera para realizar las fotos. Taylor Swift añade que "no es bueno para mí ver fotos de mí misma todos los días". Además, comparte algunas fotos en el documental de ella misma, señalando que fueron algunas de las fotos que le llevaron a pensar que debía perder peso. Aunque se siente culpable por dejarse llevar más por los comentarios que por ella misma y añade que "solo sucedió unas pocas veces, y no estoy orgullosa de ello".

Los comentarios la destrozaron

"Una foto de mí donde siento que mi barriga es demasiado gorda, o... alguien mencionó que estaba embarazada... y esto me provocó que quisiera dejar de comer" son algunas de las palabras con las que se lamenta la actriz.

Además recuerda que, cuando tenía 18 años, un titular dijo que estaba embarazada por la forma en la que iba vestida. Esto no fue algo que leyó y dejó pasar tan fácilmente: “Recuerdo que cuando tenía 18 años, fue la primera vez que salí en la portada de una revista y el titular fue "Embarazada a los 18; lo recuerdo como un castigo porque justamente quise llevar una prenda de ropa que hiciera parecer mi barriga más plana".

Así, el documental parece una reflexión sobre lo que le ha costado la fama y todo lo que ello conlleva: “Oyes tantos comentarios que empiezas a darles importancia y empiezas a hacerles caso a todo lo que dicen, incluso de tu propio cuerpo".

Una Taylor que poco tiene que ver con lo que nos tiene acostumbrados: “Al final la manera en la que era criticada y alabada se traducía en la manera en la que me relacionaba con la comida". Es sorprendente ver su lado más vulnerable, ya que son hechos que cambiaron su vida según la cantante "y la manera en la que me relacioné con la comida fue la misma con la que me relacioné con todo lo demás en mi vida".

Todavía pendiente al tema de su desorden alimenticio y el negativo impacto que tuvo en su salud mental, la artista también discutió como de duro le resultó sincerarse sobre sus problemas de apariencia física y cuenta que al principio se negó a compartir esta parte de su vida con el resto del mundo.

"No sabía si me iba a sentir cómoda hablando sobre mis problemas de apariencia física y hablando sobre las cosas que he hecho. Si ha sido sana la relación con la comida a lo largo de los años", explicó. Sin embargo, apunta que la manera en la que la directora encauzó el tema tuvo sentido. “No me siento muy cómoda hablando de este tema porque hay mucha gente que sabe hablar sobre ello mucho mejor.

Pero mi propia experiencia es todo lo que puedo contar".

El asunto fue más allá y en el documental reconoce que hubo ocasiones en que se "iba a desmayar después de un concierto o en mitad de él por el hambre que tenía".

La cantante reflexiona sobre el daño que causa dejarse llevar por los comentarios de los demás

La ganadora del GRAMMY afirma que ella intentaba seguir ciertos cánones de belleza que le impedían ver el daño que se hacía a sí misma: "No creo que sepas lo que estás haciendo cuando lo estás haciendo gradualmente. Siempre hay algún estándar de belleza que no estás cumpliendo".

Hoy Swift, de 30 años y con un gran número de éxitos a su espalda, admite que aún lucha con esa angustia.

Cada vez que tiende a juzgar su cuerpo en el espejo o alguna foto, lo que hace es repetirse una especie de mantra: "No, no. Ya no hacemos eso".

Utiliza una frase contundente que resume lo que aprendió al enfrentar esta situación: "Es mejor pensar que te ves gorda, que parecer enferma".

En otro momento del documental, Swift también explica cómo desde su niñez encontró satisfacción a través de la aprobación externa, lo que la llevó años después a convertirse en "la persona que todos querían que fuera".

"Taylor Swift: Miss America" es un documental concienciador en el que la artista nos muestra una de las peores partes de la fama, la presión diaria por ser lo que los demás desean que seas.

Además, nos enseña el poder que tenemos sobre nosotros mismos y la manera de luchar contra las dificultades en la vida. Este gran documental sobre la vida de Taylor Swift estará disponible el 31 de enero.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Series
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!