Tras la épica colaboración de Björk y Microsoft, el Sister City de Nueva York se llena de Música experimental producida por el clima. La siempre revolucionaria Björk no ha tardado en descubrir las enormes posibilidades que la Inteligencia Artificial (IA) puede brindarle al proceso de creación artística.

La IA desarrollada por Microsoft es capaz de identificar y clasificar los patrones climáticos, conjuntamente con la posición del sol, para a partir de ellos reproducir sonidos. Dichos sonidos, consisten en una compilación de pistas que la cantante y compositora islandesa ha estado creando durante las últimas dos décadas.

Las grabaciones se realizaron con las voces del coro Hamrahlid; una agrupación con la que Björk ha trabajado en varias ocasiones, también de origen islandés. Su reciente show de teatro experimental Cornucopia es el ejemplo más notable.

Cómo funciona 'Kórsafn', el proyecto de Björk y Microsoft

A través de cámaras y sensores que fueron instalados en el tejado del propio edificio, la IA de Microsoft es capaz de ir reconociendo y aprendiendo a través de una visión por ordenador. De forma progresiva estudia y clasifica las nubes, la lluvia, la nieve, las aves, la iluminación y los colores; incluso las estaciones del año y los valores de presión atmosférica.

A partir de los datos registrados, el software crea una cadena interminable de combinaciones y variaciones que son reproducidas en consecuencia a través de los sonidos de Kórsafn, que significa “archivo del coro” en islandés.

Kórsafn, puede escucharse las 24 horas en vivo en el vestíbulo del Sister City. También se puede disfrutar en streaming y con imágenes del paisaje urbano de Nueva York.

Otras colaboraciones similares a la de Björk y Microsoft

Aunque la noticia está dando la vuelta al mundo, en realidad no es Kórsafn el primer proyecto desarrollado por la Inteligencia Artificial de Microsoft. De hecho, esta composición es la segunda de una serie mucho más grande llamada Pasajes sonoros de vestíbulo, cuyo concepto y cuya función son precisamente los mismos que los del "archivo del coro" de Björk.

La primera pieza de este tipo utilizaba la música de otra artista experimental, Julianna Barwick, y fue presentada al público en abril del pasado año 2019, durante la inauguración del hotel Sister City.

Esta segunda entrega, no obstante, despertó el interés de un amplio público debido al indiscutible alcance y a la enorme trayectoria de la cantante y compositora islandesa. Ella, a su vez, ha mostrado un gran entusiasmo por el proyecto, a tono con su siempre presente apego hacia las nuevas tecnologías.

Al respecto declaró: "Una estructura arquitectónica de Manhattan me tendió su mano para colaborar en un tango de IA y yo acepté la propuesta.

Estoy en alerta y con mucha curiosidad esperando los resultados. Les ofrecí mis archivos de coro, los cuales he estado escribiendo durante diecisiete años y que flotarán a través del pinball de la Inteligencia Artificial por la red de migraciones de pájaros, nubes, aviones, y esa voluptuosa cosa llamada barómetro".

Arte e Inteligencia artificial unidos para hacer sonar el clima

Entre los temas más debatidos actualmente en los foros internacionales de tecnología, ciencia y desarrollo, se encuentran los softwares de Inteligencia Artificial. Estos, no solo han llegado para quedarse, también se han propuesto el reto de llenar progresivamente todas las esferas de la interacción humana.

El Arte y la inteligencia artificial es una de esas grandes deudas con el nuevo año 2020.

Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!