Tras el flagrante éxito cosechado por La Bella y la Bestia en 2017, Disney eligió otra de sus películas más aclamadas por la audencia para adaptarla con actores de carne y hueso. De esta manera, Will Smith, que está brillante en el papel del alocado Genio, asume su rol de líder para teñir de canciones y colorido esta película dirigida por Guy Ritchie (Snatch. Cerdo y Diamantes o Sherlock Holmes).

Aparte de Will Smith, el resto de actores ejecuta roles soberbios durante la película.

Entre ellos, destacan Naomi Scott dotando de una inteligencia y determinación a la princesa Jasmine (su canción "Speechless" se asemeja sobremanera a "Let It Go" de Frozen y "This Is Me" de El Gran Showman"), Marwan Kenzar como un calculador Jafar y Mena Massoud, cuya sonrisa desafiante parece calcalda a la del protagonista de la versión animada.

Jasmine gobierna en Agrabah

Cómo sucedió con Bella en 2017, la nueva versión de Disney ha buscado de nuevo el empoderamiento de la mujer protagonista de la película.

En este caso, Jasmine demuestra un nivel intelectual considerablemente superior al resto debido a las horas dedicas al estudio de la historia y geografía de la región. Además, su intención de escaparse de palacio se debe en gran parte a su deseo de aprender de primera mano las costumbres de sus compatriotas con el fin de aprender para gobernar de forma justa en el futuro.

Desafortunadamente, ni Jafar, ni el Sultán se lo pondrán fácil, aunque ella deja continuamente en evidencia a los pretendientes que osan llegar a palacio para pedir su mano.

Así, la escena en la que el recientemente nombrado Príncipe, Ali, entra en el palacio de Agrabah junto al Genio es, probablemente, la más ingeniosa y divertida de la película.

Canciones y una sorpresa final

Afortunadamente para los amantes del clásico Aladdin, en esta nueva versión se han incluido las canciones que dieron un toque mágico al clásico de 1992. De esta manera, el Genio vuelve a protagonizar las exhuberantes "Friend Like Me" y "Prince Alí", mientras que el momento inolvidable de la película vuelve a ser la canción "A Whole New World" entonada por Aladdin y Jasmine mientras recorren el mundo subidos a la Alfombra Mágica.

Por otra parte, se ahonda de manera más profunda en el carácter de Jafar, quién le da un par de lecciones a Aladdin en la antesala de la parte dedicada a la Cueva de las Maravillas. Mientras que el protagonista sigue siendo valiente y carismático como en la versión de dibujos, la sensación de que los animales (Abu, Iago y Rajah) representan la personalidad de cada uno de sus compañeros se acentúa en esta versión.

A modo de conclusión, ambas películas se asemejan sobremanera, aunque hay un personaje inesperado que hace cambiar ligeramente el rumbo de la historia. Y es que nunca una libertad fue tan deseada ni una historia tan bien contada.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más