Cineasta polémico, el holandés Paul Verhoeven, casi octogenario, siempre gusta de temas polémicos, con mucha violencia o mucho sexo. Ya empezó así en su Holanda natal con Delicias holandesas, con escenas de sexo muy explícito para la época, y siguió intentando traspasar la línea roja de carne y sangre” cuando en 1980 dio el salto a Hollywood.

Allá rodó varios de sus grandes éxitos, Robocop” y Desafío total, ambas de ciencia-ficción, y en 1992 llegó su película más recordada, por la polémica de sexo, violencia y una cierta homofobia bajo su argumento: Instinto básico, donde Sharon Stone, a la que siempre le ha gustado la polémica, se comía vivos a Michael Douglas y a algunas mujeres, sexualmente hablando.

No hablaremos de la famosa escena del interrogatorio policial al personaje de la Stone, cuando la película era más que eso.

El fracaso de Showgirls en una línea de erotismo más atrevido, empezó a hundir su carrera en Hollywood, hasta que hace una década, volvió a rodar en su Holanda natal y en holandés El libro negro, que pese a su calidad, no fue nominada al Óscar, quizá por tratar la odisea de los judíos holandeses durante la ocupación nazi de manera demasiado políticamente incorrecta.

Francia resucitó su carrera con 'Elle'

Después de casi una década sin rodar, Verhoeven encontró a la Francia que acoge a quienes tienen un estilo propio, lo que llaman auteur, y allí pudo rodar Elle, polémica visión de la violación, la Religión y la doble moral, ante la cual todas las actrices de Hollywood se negaron a rodarla, pero en Francia, sí encontró a dos actrices sin prejuicios: Isabelle Huppert y Virginie Efira.

La segunda ha protagonizado el siguiente trabajo del director, que finalmente se ha titulado Benedetta, y se basa en la vida real de la monja Benedetta Carlini, que en la Italia del siglo XVII tuvo varias visiones místicas, además de estigmas, y cayó en desgracia al descubrirse que era lesbiana y que se había liado con otra monja de su convento, la Hermana Bartolomea, acabando en prisión y pasando allí unos 35 años.

Se estrenará primero en Francia el año próximo. Entre las protagonistas, además de la Efira, está Charlotte Rampling.

Se trata de un thriller erótico religioso

Según el propio Verhoeven, la película será un thriller erótico religioso”, donde veremos lo habitual en la carrera del cineasta, lo que hemos comentado antes, y seguramente despertará gran expectación, además de polémica entre sectores eclesiásticos por lo que cuenta, aunque los recientes y terribles escándalos de pederastia en el seno de la Iglesia, que han hecho un daño irreparable a su prestigio, dejará lo que cuenta la película en un inocente juego de niñas.

Y la tolerancia actual a las relaciones lésbicas como algo natural en las mujeres, como ser heteros, algo lógico en la evolución de la Humanidad, ayuda a comprender lo que cuenta la película.

El cartel de Benedetta es sugerente y sin prejuicios, con la monja llevando hábito y mostrando un pecho por una raja del mismo, casi como una modelo de una portada de la revista Cosmopolitan que una monja de toda la vida.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!