Les debes mucho a tu Familia y sabes que sin su amor y apoyo, no estarías donde estás hoy. Son las personas en las que piensas cada vez que estás pasando por algo, y las mismas personas con las que quieres compartir tus éxitos. Es por eso que, en la medida de lo posible, deseas que tu relación con los miembros de su familia esté intacta a través de los años, y una forma de lograr ese objetivo es a través del asesoramiento familiar. Tu familia puede necesitar asesoramiento o terapia familiar si estos signos ya están presentes:

Los miembros de la familia tienen sentimientos incontrolables de ira, desesperanza o tristeza

Es normal que los seres humanos se sientan enojados, sin esperanza o tristes, especialmente cuando la situación lo requiere.

Pero si los miembros de tu familia están experimentando estas emociones frecuentemente y les impide funcionar en la escuela, el trabajo o el hogar, podría ser la razón de que surjan conflictos con el tiempo. Por ejemplo, si se considera a alguien como el sostén de la familia y no puede trabajar debido a la depresión, la escolaridad de los niños, esto podría ser un serio problema.

Los miembros de la familia se sienten desconectados de las actividades que amaban antes

Cuando eras pequeño, tal vez recuerdes que tú y tus hermanos jugaban felices con varios juegos, pero últimamente esto ya ni te comunicas con tus hermanos. Algunos de tus hermanos sienten que ya no forman parte de la familia y tal vez se han distanciado por eso. Este tipo de situación se puede minimizar si todos en la familia se sientan a hablar.

Pero, si esto no se investiga, los miembros de su familia podrían terminar perdiendo esa conexión interna. La comunicación y relación entre los miembros podría arruinarse sin que siquiera lo noten.

Los familiares están usando alcohol o drogas para sobrellevar el problema

El alcohol y las drogas a menudo son la forma más fácil de superar tiempos difíciles.

Esta es una forma que las personas usan para hacer frente al estrés que sienten. Entonces, si notas que un pariente ha estado abusando del alcohol o de las drogas con demasiada frecuencia, es seguro asumir que el miembro de la familia podría estar pasando por algo difícil.

Tus amigos han comentado acerca de tu familia

la mayoría de las veces, las personas no pueden aceptar el hecho de que su familia se está cayendo en pedazos, y los amigos alrededor serán los que notarán que esto realmente está sucediendo.

Cuando tus amigos te dicen lo que ven sobre tu familia, ten tiempo para escuchar y considerar lo que dicen. No te ofendas por sus comentarios, pero utilícelos para que la familia mejore.

Al marcar al menos uno de estos signos es motivo más que suficiente para buscar consejería familiar. Si crees que tu y los miembros de su familia están experimentando alguno de estos puntos, habla con un profesional. No esperes a que las cosas empeoren.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!