El pasado miércoles fue festivo en Madrid, rememorándose los levantamientos del 2 de mayo de 1808. En aquella época Francia estaba gobernada por el ya proclamado emperador Napoleón Bonaparte, conocido por sus éxitos, no solo políticos sino también militares.

Napoleón comenzó a planificar conquistas e invasiones en Europa, con la firme intención de difundir los principios de la Ilustración y ejercer su autoridad como emperador en todo el continente. Esto explicaría su pretensión de invadir España.

¿Qué se acordó en el Tratado de Fontainebleau?

El 27 de octubre de 1807 se firmó el Tratado de Fontainebleau, por el cual, Napoleón, emperador de Francia, y Godoy, primer ministro de Carlos IV de España, llegaron al acuerdo de invadir conjuntamente Portugal, aliado de Gran Bretaña, para así poder realizar su posterior reparto entre ambos países. Para ello, las tropas napoleónicas accedieron a Portugal por suelo español, excusa a través de la cual, Napoleón aprovechó para invadir la Península ibérica.

Con la entrada de las tropas napoleónicas en España, se fueron ocupando diversas plazas y ciudades importantes como Burgos, Pamplona, Madrid, Salamanca, Barcelona, Figueras y San Sebastián. Unos 100.000 soldados franceses se hospedaron en España, principalmente en estas ciudades.

En 17 de marzo de 1808, se produjo el Motín de Aranjuez, que trajo como consecuencia la caída de Godoy y la abdicación de Carlos IV, en favor de su hijo Fernando VII, este hecho reflejó la inestabilidad política y el vacío de poder que había en España, lo cual, fue aprovechado por Napoleón, quien reunió en Bayona a los dos monarcas, les mantuvo presos y les obligó a abdicar, para que el trono fuese ostentado por José I Bonaparte, hermano de Napoleón.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Historias

Después de este acontecimiento, comenzó a brotar un sentimiento de malestar en la sociedad española contra las tropas francesas, que empezaron a percibirlas como soldados invasores. En Madrid, el poder efectivo era dirigido y controlado por Murat, noble militar francés, el cual, seguía las órdenes de Napoleón, quien le ordenó el envío de toda la familia real española a Bayona.

¿Cuál fue el hecho que desencadenó el levantamiento popular?

En la célebre fecha del 2 de mayo de 1808, los soldados franceses tenían el propósito de llevarse al infante Francisco de Paula a Bayona, lo que provocó una indignación de la población madrileña, los cuales, formaron tumultos fuera del Palacio Real para evitar que se llevaran al infante.

El pueblo se sublevó al grito ¡Qué nos lo llevan! ¡Nos han quitado a nuestro rey y a todas las personas reales! ¡Muerte a los franceses!

Esto trajo como consecuencia que Murat tomara la decisión de enviar a la Guardia Imperial y la artillería a Palacio para disgregar a la multitud, abriendo fuego contra ella y provocando un gran número de muertos y heridos.

De esta manera se extendió la insurrección por todo Madrid, los civiles comenzaron a empuñar armas muy rudimentarias, provocando una fiera lucha callejera.

Se formaron pequeños comandos con caudillos en cada barrio que promovían y organizaban la lucha contra las tropas invasoras.

El mariscal Murat decidió aplacar la insurrección enviando 30.000 hombres a la ciudad a mitigar la rebelión, deteniendo o fusilando a todos los partícipes en la sublevación.

Tras aplacar la rebelión popular, Murat ejerció un control total sobre la administración y el ejército de España, e impuso duros castigos a todos los rebeldes, siendo sentenciados a muerte y fusilados.

Trató de dar, de esta manera, una lección de escarmiento a los españoles así como una reafirmación de su poder.

Pero las consecuencias fueron muy diferentes, las sublevaciones de las clases populares se extendieron por todos los rincones de España, formándose la llamada guerra de guerrillas, donde el pueblo, junto con sectores del ejército, comenzaron a luchar contra las tropas francesas, mediante diversas tácticas que consistían en atacar sin ser vistos, hostigando al enemigo en el propio terreno con destacamentos irregulares y dispersos, actuando mediante ataques rápidos y sorpresivos.

De esta manera comenzó la llamada ‘’Guerra de Independencia española’’ que duró 6 años, hasta que en 1814 se firmó la paz con Francia, tras ser ésta derrotada en Vitoria y San Marcial, volviendo a ostentar la corona Fernando VII.

Napoleón, más tarde, en su exilio en Santa Helena declaró "Esta maldita Guerra de España fue la causa primera de todas mis desgracias. Todas las circunstancias de mis desastres se relacionan con este nudo fatal: destruyó mi autoridad moral en Europa, complicó mis dificultades, abrió una escuela a los soldados ingleses,...esta maldita guerra me ha perdido".

Las principales catástrofes militares del emperador francés fueron denominadas “la úlcera española’’ y “la hemorragia rusa’’, ambas condujeron al fracaso del Imperio Napoleónico en Europa.

Por tanto, el 2 de mayo, es un día muy señalado, no sólo en la Comunidad de Madrid, sino, también en el resto de España. Esta fecha marcó una serie de cambios muy importantes, con consecuencias remarcables, tanto en el ámbito nacional como en el continental.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más