Aunque haya participado en multitud de películas, seguramente la recordamos por sus cuatro entregas como Lois Lane, la valiente periodista que enamora al mismo Superman. Murió el pasado domingo, 13 de mayo, y las causas de su deceso todavía no están claras.

Esta vez no hubo quien retrasase el tiempo

Protagonista de una escena mítica, como fue la de Superman retrocediendo en el tiempo para salvarla de la muerte, esta vez ha sido la Parca quien ha ganado.

En principio, se cree que fue por causas naturales, durante una noche más de sueño en su casa de Montana. Margot contaba 69 años.

Unos días antes de su muerte, participó en el programa The Drew and Mike Show, de modo telefónico, pues se hallaba en cama debido a la gripe. El motivo fue su próxima participación en una convención de cómics.

Una enfermedad que la limitó, pero también la hizo saltar y vivir activamente

Mientras se discute la causa final se recuerda su enfermedad: era bipolar, y no siempe siguió el tratamiento, lo que ocasionó desmejoras en su estado emocional y vital, llegando a estar desaparecida tres días. Sin embargo, ese diagnóstico, que le llegó ya con la enfermedad avanzada, fue un detonante para sus actividades.

Aunque tras el éxito de las películas de Superman no le fue excesivamente bien, la actriz se dedicó a causas políticas y de salud, mostrando al mundo su trastorno y defendiendo, públicamente, sus ideas.

El trastorno bipolar que la acuciaba era cosa de juventud, pero nadie, ni ella misma, acudieron a un especialistas, en busca de respuestas.

Sí las tuvo en 1988, pero ella se negó a aceptar el diagnóstico y el tratamiento. Por eso vivió momentos de completo descontrol. En declaraciones a la prensa, afirmaba conocer su trastorno, pero también el problema de aceptar su enfermedad. Años más tarde del diagnóstico, sí se adentró en el camino de la curación.

No fue fácil, ya que rechazó el tratamiento con litio y jugueteó con alternativas más naturales y de medicina oriental. También pesaban los años de descontrol emocional y el tonteo con drogas y alcohol. Alguna vez llegó a afirmar que era mejor estar borracha que loca.

El cambio de siglo le trae algunas alegrías como actriz. Es la época en que resurge su carrera, y llega a participar en la serie ‘Smallville’ y le conceden un Emmy en 2015 (por una serie infantil).

Su muerte provocó un aluvión de pesares en redes como Twitter. Hasta la cuenta oficial de DC Cómics la despedía.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!