No hay nada mejor que irse a la cama y disfrutar de un buen sueño. Pero es molesto levantarse todos los días con dolores en el cuerpo, tal vez no sabes cuál es la causa de estos molestos dolores. Es posible que sea la posición que adoptas a la hora de dormir. A veces te sientes más cómodo de una forma, pero ¿Es realmente cómoda esa posición en la cama? Te diré cuál es la mejor posición y cuál es la que te causa esos dolores tan incómodos.

Las cosas que puede causarte una mala posición al momento de dormir

Todos conocemos la lucha de acurrucarte en la cama y revolcarte hasta que algún arreglo extraño de extremidades satisfaga tu cuerpo quisquilloso.

Pero si estás mareado y plagado de dolores en la mañana, tal vez tu postura de reposo no sea la correcta. Dormir en la posición incorrecta puede causar dolor de espalda y cuello, fatiga, apnea del sueño, calambres musculares, problemas de circulación, dolores de cabeza, ardor de estómago, problemas de estómago e incluso arrugas prematuras.

Según los expertos en sueño, dormir apoyado de la espalda es la mejor posición. Acostarse de espaldas es esencialmente una posición neutral, buena para aliviar los dolores por los que puede estar sufriendo durante el día. Debido a que su cabeza está más elevada que su pecho, es menos probable que a los que duermen boca arriba se le empeore la acidez estomacal.

Sin embargo, acostarse de espaldas puede dar la bienvenida a los ronquidos.

Aunque, solo alrededor del 8 por ciento de las personas aterrizan en esta posición de forma natural. Las otras posiciones son propensas a algunos efectos secundarios no deseados. Dormir sobre su lado derecho, por ejemplo, se sabe que desencadena la acidez estomacal.

La teoría aquí es que un músculo en tu esófago se afloja en esta posición, facilitando que los ácidos en su estómago se cuelen en su garganta.

Ya sea a la derecha o a la izquierda, dormir de lado, es la posición más común, de acuerdo con National Sleep Foundation, también puede causar dolor en el hombro y la cadera.

Si te acuestas a dormir de lado, asegúrate de tener una almohada que soporte el cuello que sea lo suficientemente gruesa como para aliviar la presión de tus hombros. Rellenar una almohada entre las rodillas también podría prevenir el dolor de la parte baja de la espalda.

La peor posición de todas es la de dormir boca abajo. Para el 7 por ciento que elige esta posición, dormir boca abajo ejerce presión sobre todo el cuerpo y aumenta la probabilidad de despertarse con entumecimiento y dolor en las articulaciones. Si lo vas a hacer, es recomendable usar una almohada más plana para reducir la tensión en el cuello mientras mantienes la cabeza girada toda la noche. O si, por algún motivo salvaje, sientes la necesidad de dormir boca abajo con la cara hacia abajo, ponte una almohada debajo de la frente.

Es posible que debas tomar otras medidas para adoptar la mejor posición

Si no estás logrando las cuatro cualidades que compensan una buena noche de sueño, puedes experimentar con tu posición para dormir para ver si eso podría resolverlo. En realidad, puedes entrenar para ser uno de los sagrados 8% de los mejores durmientes. Es recomendable que te acurruques en la cama rodeada de almohadas: pon una o dos en cada lado y una debajo de las rodillas. Esto ayudará a evitar que sin pensar durante la noche cambies de posición. En una medida extrema, puedes coser media pelota de tenis a cada lado de tu pijama para evitar sentirte cómodo en ambos lados, incluso cuando estás completamente dormido.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!