Antonio Ribera fue un hombre polifacético que alternó las investigaciones de campo con la escritura y las conferencias. Considerado el padre de la ufología española, es un referente del que muchos han aprendido, pero un nombre que quizás pase desapercibido para los más jóvenes.

Un Lord le invita a Londres para hablar de OVNIs

Es extraño que una persona fuera de la cultura anglosajona hable ante los Lores.

También suena extraño saber que la Cámara acogía a un grupo de miembros interesados en el fenómeno OVNI. Uno de ellos, amigo de Antonio Ribera, fue quien le propuso dar una conferencia ante ellos. El grupo se denominaba UFO Study Group.

Fue el 11 de diciembre de 1979 cuando pronunció su conferencia, siendo el segundo orador invitado, y el primero no anglosajón que se dirigía a ellos. El 8 de octubre de ese año lo anunciaba en Televisión Española (en el programa dirigido por Fernando Jiménez del Oso, ‘Más Allá’) y en un recorte del periódico ABC del 12 de diciembre queda constancia de su paso por Londres. Posteriormente, como invitado al Centro de Estudios Interplanetarios (C.E.I., fundado en Barcelona en 1958) repetiría la conferencia ante una nutrida sala de invitados.

Volviendo al tema central, la forma que tuvo de ser invitado fue curiosa y le llegó de manos de un amigo que, por motivos familiares, era depositario de un título y un escaño en la citada cámara londinense. Se trataba de Lord Clarcanty, a la sazón, según noticia del diario español El País, presidente de la comisión de estudio sobre los Ovnis en la Cámara londinense.

La ocasión de encuentro fue una convocatoria de la BUFON, organización inglesa de investigación sobre OVNIs, en la que coincidieron. En uno de los descansos, recuerda Antonio Ribera en una entrevista de 1979, el Lord le invita a su casa y le presenta la oportunidad de exponer sus estudios ante la susodicha comisión de la Cámara.

Algunos puntos tocados en la disertación londinense

¿Qué fue lo que dijo? El conferenciante lo resumió así en otra entrevista, en 1998. Por un lado, recordaba el protocolo, la elegancia y la cortesía ingleses que le depararon en todo momento. Por otro, recoge los puntos que desarrolló, sintentizándolos:

  • el fenómeno OVNI es real, no se reduce a una experiencia de corte psicológico
  • el 5 % de los avistamientos contabilizados desde 1947 (hasta 1979) son grandes máquinas que funcionan con una tecnología no humana
  • la explicación que cubre más campos y clarifica mejor el fenómeno es la extraterrestre, aunque no puede el investigador cerrarse a otras posibilidades

La disertación duró unos 45 minutos y, posteriormente, pudo departir con todo aquel que mostró interés por ella.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!