Convertirte en madre significa que tu vida cambiará por completo. Las cosas que habitualmente hacías antes de traer tu primer bebé al mundo, la mayoría de ellas no las harás. Esto se deberá a que tu tiempo se tornará en las necesidades y el cuidado del bebé. Cuando seas madre estarás muy alegre con la llegada de un nuevo ser a tu vida, pero tendrás que aceptar que algunas cosas ya no las harás más, o por lo menos no las harás con la frecuencia con que las hacías antes.

Ser madre te cambia la vida

Sí, es cierto convertirse en madre es la experiencia más increíble de la vida, pero también es cierto que tendrás menos tiempo para ti como Mujer.

Si has recibido algunos consejos de madres, antes de que tú misma te conviertas en una, seguro habrás escuchado frases como: “Cuando seas madre el tiempo no te alcanzará para nada” “Aprovecha ahorita que tienes tiempo”. Es por esto que si aún no eres madre debes aprovechar el tiempo que tienes justo en este momento. Así que a continuación, las cosas que tienes que hacer antes de convertirte en una mamá

Antes de convertirte en madre

Dormir antes de ser mamá

Disfruta el placer de poder dormir tranquilamente las horas que quieras, ya que cuando nazca tu primer hijo dormirás sólo cuando el bebé duerma. Los primeros meses de vida del bebé son los más difíciles, porque tendrás que adaptarte al ritmo del sueño y de la alimentación del bebé. A medida que el niño vaya creciendo se van regular más estos horarios, pero esto no quiere decir que dormirás como antes ya que estar al cuidado de un niño es una actividad compleja.

Culminar una carrera universitaria

Para estudiar y terminar una carrera se necesita tiempo y dedicación, es por esto que deberías hacerlo antes de tener tu bebé. Es muy difícil terminar una carrera cuando tienes a un niño que cuidar, porque en los primeros días de vida del bebé, es crucial que tenga al lado a su madre. Deberás dedicarle la mayor parte de tu tiempo al pequeño, en cuidarlo y educarlo.

Así que estudiar y cuidar a tu bebe, a la vez, serán algo difícil de hacer (aunque no es imposible). Es mejor hacerlas por separado, ya que si las haces juntas, descuidarás a una, aunque no lo quieras.

Trabaja en tus metas

Trata en lo posible de hacer cumplir tus metas y logros (o por lo menos una parte) antes de quedar embarazada. Luego que tengas a un bebe, tendrás menos tiempo para enfocarte en tus objetivos y cumplirlos.

Por ejemplo, si tu meta es escribir un libro, este es el momento, cuando tienes suficiente tiempo. Así que, lee y dedícate a estudiar para poder cumplir la meta de terminar tu libro

Viaja y disfruta

Vive el momento de no tener más responsabilidad que la de disfrutar la vida. Viaja, baila, desvélate, trabaja, descansa, corre, quédate parado. Simplemente haz las cosas que quieras hacer, porque luego que tengas un bebé la responsabilidad mayor será la de cuidarlo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!