Los costos asociados con mantener un hogar limpio pueden ser relativamente altos. Incluso si, tú mismo realizas la limpieza, pronto podrá acumular grandes facturas con la compra de los productos de limpieza.

Todos los artículos de la casa parecen tener un limpiador especializado que se encuentran en los supermercados, esto se debe a la comercialización. La industria de productos de limpieza, como la mayoría, son muy buenos para convencernos de comprar cosas que no necesariamente necesitamos. De esta forma nuestras casas se llenan de productos que solo se usan una o dos veces al año y pasan el resto del tiempo colocados en el estante.

Si bien ser prudente es bastante importante en estos días, no es razón para que la limpieza se convierta en un problema económico. Lo bueno es que hay muchas estrategias que permiten ahorrar dinero en la limpieza.

Usa jabón en lugar de limpiadores especiales

Los limpiadores especializados cuestan mucho y acumularlos a menudo termina siendo un desperdicio, ya que generalmente no son necesarios para realizar la limpieza.

El agua corriente o cualquier jabón líquido suave para platos suele ser más que suficiente para limpiar la mayoría de los objetos en el hogar.

La mayoría de las superficies responden muy bien a la limpieza del jabón de vajilla y, admitámoslo, si están diseñados para eliminar las bacterias y los gérmenes de las cosas que comemos, entonces son claramente lo suficientemente buenos como para limpiar cualquier plato u objeto del hogar.

En general, todo lo que necesitas hacer es agregar un toque a un paño mojado o esponja. Sin embargo, es importante no exagerar, por lo que puede hacer gran espuma.

Usa una marca de la tienda

Una vez más, debido a la comercialización inteligente, generalmente nos hacen creer que hay ciertas marcas que realizarán el trabajo de limpieza mejor que otras.

Si bien este es el caso en algunas circunstancias, muchas veces no lo es.

Esta forma ingeniosa de marketing puede tener un impacto fisiológico significativo en la forma en que pensamos, incluso si se trata de un nivel subconsciente. El mensaje en la mayoría de los casos generalmente nos lleva a creer que los productos de la marca de la tienda son inferiores ya que no se comercializan en la medida en que las otras grandes marcas lo son.

A menudo no hay diferencia entre las versiones de marca y las versiones genéricas de los productos de limpieza. Así que intenta tanto como sea posible buscar una versión de marca de tienda más barata, si está disponible. Pruébalo primero y ves si realmente funciona. Si puede, simplemente vuelva a comprar la versión de la marca grande. Apostaría en muchos casos, que no podrás ver una gran diferencia. Este consejo por sí solo puede ayudarte a ahorrar alrededor del 35% en costo de producto.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!