Netflix vuelve a sorprender con la promoción de una de sus Series. Se trata de la futurista ‘Altered Carbon’. En ella se recrea un mundo distópico, situado en el 2384, donde se ha abierto una vía para sobrevivir a la muerte.

Quien se lo pueda permitir, accede a un implante que, colocado en su nuca, recoge toda su vida, carga su personalidad y la custodia hasta que es “instalada” en un nuevo cuerpo, o “funda”, como se dice en la serie. Mientras el implante siga íntegro se mantiene la posibilidad de trasladarse a una nueva existencia. La muerte llegaría, realmente, cuando el chip fuese destruido.

Fisterra, un pueblo sin muertos

Los creativos de la promoción han preparado un vídeo donde se conjugan esas premisas de muerte y reencarnación con la vida de un pueblo gallego de la Costa da Morte, Fisterra. Hay que señalar que el pueblo existe, que algunas de las imágenes corresponden a un cementerio donde no se ha enterrado a nadie todavía, y que algunos de los personajes son actores gallegos.

Retranca tiene el vídeo, porque juega con una ironía muy “a la gallega”. El detalle que pocos sabrán es que el cementerio donde se ha grabado parte del vídeo es una obra de arte que ningún vecino quiere como lugar de reposo. En ese sentido, y luego lo veremos con más calma, el vídeo tiene su aquel de verdad.

Lo que transmite la grabación es la vida de algunas personas del pueblo. Su existencia se ha trastocado con la posibilidad de usar la tecnología contra la muerte.

Esto afectó fuertemente al enterrador, ahora reconvertido en youtuber, con un canal sobre consejos de tanatoestética. Ah, y gerente del local de marcha de la zona, el Tanatos.

Otro que ha visto su función perdida es el cura del pueblo, solitario en su iglesia, reflexionando sobre el “hasta que la muerte nos separe” del matrimonio o las posibilidades de la realidad virtual a la hora de dar la comunión a una virtual feligresía

Y no falta el personaje de la mujer fatal, usuaria de varias fundas diferentes, superviviente de todas sus parejas.

La retranca del cementerio sin muertos

El punto del cementerio en la promo tiene su aquel. Y es que, en Fisterra, hay un cementerio donde no se ha enterrado ni el primer vecino. Y no es porque vayan sobrados de espacio en el cementerio parroquial, completamente lleno desde hace años.

El que aparece en la promo es una obra abocada al fracaso. Discutible desde el punto de vista artístico, fue levantado en la falda de un monte, dificultando sobremanera la posibilidad de llegar a él y usarlo como cementerio.

Los vecinos nunca lo han asumido como tal y desprecian la construcción. Ni en los peores años de falta de sepultura ha querido ir alguien para él.

Sin embargo, la obra firmada por el pontevedrés César Portela, fue finalista de los premios Philippe Rotthieer (2002) y Mies van der Rohe (2003), Oxford lo reconoció como una de las mejores obras funerarias y las reseñas sobre el mismo ocuparon unas 50 publicaciones especializadas.

Netflix ya dispone de la primera temporada

Altered Carbon’ ya está disponible en Netflix, la primera temporada completa, y deja en el aire su futuro. Nadie parece estar seguro de una nueva entrega y, de momento, no se ha confirmado la renovación.

El protagonista, Joel Kinnaman, en declaraciones a TV Guide, ha llegado a decir que ya no le interesa a nadie y que su personaje podría no regresar a la serie.

Sigue la página Series
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!