Amy Macdonald ha visitado Barcelona y Madrid los días 14 y 15 de abril para ofrecer dos conciertos de su gira 'Under stars' en el marco del 'Room Festival' en la que además cantó temas de sus álbumes anteriores 'This is the life', 'A curious thing' y 'Life in a Beautigul light'.

La escocesa ha visitado en los últimos meses diferentes ciudades europeas, siendo además muy activa en sus redes sociales, y se mostró visiblemente contenta al hablar de España, de sus fans, del sol y cómo le gusta venir a nuestro país de visita.

Se ha podido ver en su cuenta oficial de Instagram dos fotografías de Barcelona visitando la 'Sagrada familia' y el local 'Bollocks' con un look casual, pasando desapercibida por la ciudad.

El recorrido musical de la cantante en el concierto abarcó desde su ya tema estrella 'This is the life' con el que se hizo mundialmente conocida o 'Mr. Rock and Roll' hasta algunas canciones de su último disco 'Under stars' como 'Dream on' o 'Automatic'.

El público escuchó atentamente las palabras de la artista entre canción y canción y se pudo ver muy agradecida con un grupo de fans que le han seguido en su gira por Europa y animó a otros a que se uniesen a ellos.

Amy Macdonald mantiene su estilo

La conocida artista consiguió que el público sintiera que era parte del espectáculo. En todo momento Amy se dirigió a ellos con cariño y ellos respondieron con gritos, aplausos y cantando sus canciones consiguiendo que se convirtiese en un concierto acústico y cercano.

En el escenario tres músicos acompañaron a la cantante alternando diferentes guitarras, piano, contrabajo y caja de Música consiguiendo que las versiones sonasen en estilo acústico pero muy fiel a los discos.

El concierto estuvo plagado de momentos emocionantes como cuando subió al escenario a dos niñas pequeñas que cantaron 'Slow down' con ella consiguiendo que el público no parase de aplaudir.

El concierto duró una hora y media y aunque no llenó la sala completa de 'La Riviera' sí que hizo que todos los que salían tuvieran buenas palabras de la cantante y de su voz.

Amy demuestra que en un directo acústico suena tan bien como en disco

Amy finalizó el concierto actuando sólo con su guitarra, ya sin sus compañeros, un broche final de una noche en la que vimos que la artista sigue manteniendo su estilo propio y que a pesar de haber cruzado la fina línea para convertirse en una artista conocida por un solo hit consiguió que todo el público cantase sin parar todas y cada una de las canciones.

Sin duda, el público agradeció la visita de la artista y le hizo llegar todo el cariño durante todo el espectáculo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!