Un total de 10.000 aficionados a las “malas noticias” se congregaron el pasado sábado 17 de marzo en el BEC para disfrutar de un épico concierto que sin duda ha marcado un antes y un después en la carrera del grupo Berri Txarrak.

Tres horas cargadas de música, espectáculo y otras sorpresas

En una gira en la que han ofrecido su Música al público de Busan, Beijing, Bangkok o Melbourne para presentar su último trabajo, Infrasoinuak, los navarros por fin aterrizan en tierra euskalduna para ofrecer en casa un espectáculo de tres horas que no dejó a nadie indiferente.

Si Red Hot Chili Peppers ha hecho historia en Argentina o en Chile, Berri Txarrak lo ha hecho en Bilbao en un multitudinario concierto con todas las entradas vendidas, un público formado por ni más ni menos que 10.000 personas ansiosas por disfrutar de un momento legendario, un colosal escenario, un total de 40 canciones y muchas sorpresas por delante.

No es, por tanto, de extrañar que sus tres integrantes comenzaran el espectáculo desde los pies del escenario saludando y dando las gracias a su público entre frenéticos aplausos.

Infrasoinuak íntegro, acústicos y míticas canciones

Arrancaron con Dardaren Bat para dar paso a continuación a Zuri o Infrasoinuak para así completar las 10 piezas íntegras que componen su último disco hasta Katedral Bat y Zorionaren Lobbya. Acto seguido, y acompañado por un teclado y un violín, la línea musical pasó de un extremo a otro y dio paso a una sección acústica que emocionó a los allí presentes con canciones como Eskuak o la mítica Aspaldian Utzitako Zelda, basada en un poema de Joseba Sarrionandia.

Tras el acústico vino el descanso y a su vuelta el escenario había cambiado, simulando el paraje natural de un bosque con telones que simulaban los troncos de los árboles.

Al iniciar Ikasten el público enloqueció haciendo retumbar el espacio, acompañando con sus voces al grupo y fundiéndose con él. En este ambiente sonaron las siguientes imprescindibles Jaio Musika Hil, Gezur Bat Mila Aldiz o Denak Ez Du Balio, entre otras.

Momento emotivo

Llegando el final, uno de los momentos más mágicos e íntimos fue la interpretación en acústico de Maravillas que Gorka Uribizu introdujo con las palabras “Por las mujeres que mataron por luchar, por las mujeres que mataron por ser mujer”.

El público alzó los brazos con la luz de sus móviles en la mano en un intento por atrapar aquél emotivo momento.

Con Oreka y Oihu se llegó al final de un show de tres horas que ninguno de los afortunados asistentes borrará fácilmente de su memoria y formando parte de un mito para aquellos que se quedaron sin su entrada.

Un espectáculo que forma parte de una gira que cuenta con un ingrediente extra. Y es que el trío navarro ofreció su concierto número 1.000 en Nueva Zelanda el pasado 18 de febrero. El éxito de la banda navarra y su paso a la historia es un hecho indiscutible.

Berri Txarrak, Malas Noticias en euskera, es un grupo de rock vasco que canta en euskera formado por el trío Gorka Urbizu (Guitarras y voz), David Gonzalez (Bajo) y Galder Izagirre (Batería) en 1994 en Lekunberri, Navarra, cuyo trabajo cuenta ya con ocho discos de estudio más un recopilatorio y un documental. Un grupo en el que a cada paso que da se puede percibir su madurez y evolución. Una banda plenamente consolidada con un estilo propio que ya ha girado por todo el mundo y que aún tiene mucho que ofrecer.

Veamos que ocurre en su próxima cita en Madrid el 14 de abril donde también han colgado el cartel de “Sold Out. Sarrerak Agortuta” (Entradas Agotadas).

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!