leonor de Arborea es uno de los personajes más importantes de la historia de Cerdeña, porque gracias a ella el Giudicato de Arborea (una de las cuatro regiones autónomas/juzgados que formaban la isla de Cerdeña, que estaban gobernados por reyes elegidos) vivió uno de los periodos más brillantes y porque fue la autora de una de las obras legislativas más interesantes del S.XIV, La Carta de Logu. Precisamente, dicha labor fue la que hizo que se ganara la admiración y respeto de todos sus contemporáneos.

Infancia y juventud

Leonor, se crió y vivió en Oristano (Cerdeña). Pero, nació en Molins del Rey ( Barcelona, Corona de Aragón, 1340), fruto del matrimonio entre Mariano IV de Arborea y de Timbora de Rocabertí, quienes se encargaron de dar a todos sus hijos una esmerada educación. De la que años después nuestra protagonista haría gala.

Pasados unos años, contrajo matrimonio con el noble genovés Branceleone Doria y se trasladó a Génova.

Aunque hay que decir, que este cambio no supuso la desconexión de su Arborea natal, sino todo lo contrario, ella siempre estuvo pendiente y al tanto de los asuntos políticos del Giudicato. Pero, no de forma activa, para ello tendría que esperar a la muerte de su hermano Hugo en 1383, víctima de un alzamiento en Arborea.

Señora, reina y jueza de Arborea

Una vez muerto su hermano, Leonor se dirigió a Oristano, acabó con el alzamiento rebelde y se convirtió en la regente de su hijo Federico, monarca oficial de Arborea (1383).

De esta forma, Leonor se convirtió en la dueña del Giudicato, cumpliendo con todas sus funciones como reina y, como tal, no dudó en proteger los intereses de su territorio hasta sus últimas consecuencias.

Guerra con la Corona de Aragón y la independencia de Cerdeña.

La reina, encabezó la guerra contra la Corona de Aragón que reclamaba la isla. Pero antes de todo esto, ella intentó solucionar el problema por la vía diplomática, enviando a su marido como intermediario a Aragón.

El resultado de tal encuentro no fue positivo para Arborea, ya que los aragoneses tomaron como rehén a su marido. Pues ella se negó a asumir las dos condiciones que le proponía Aragón para llegar a un acuerdo: que su hijo fuera enviado a Aragón y que cesara las hostilidades. A estas exigencias imposibles, se sumaba el hecho de que la reina era una defensora acérrima de la independencia/autonomía de Cerdeña.

Durante los cuatro años que duró la guerra, Leonor se hizo con gran parte de la isla y , finalmente, consiguió llegar a un acuerdo favorable que garantizaba la independencia de Cerdeña y la liberación se su marido. Sin embargo, perdió a su hijo Federico en dicho conflicto.

Después de la contienda, reorganizó, reunificó y mantuvo la autonomía de Cerdeña (duraría hasta 1410) y ,poco después, Leonor moría (1404), víctima de la peste.Dejando a su hijo Mariano un Giudicato en pleno esplendor y funcionamiento.

Su labor como jurista y su amor por los animales

Fue uno de los personajes más formados y cultos de su época y, fruto de ello, fue la elaboración de "La Carta de Logu", (1392). Un cuerpo de leyes compuesto por un código civil, penal y otro rural. Destacando especialmente, sus directrices sobre la producción agrícola, medio ambiente y, sobre todo, los derechos sobre los individuos. Todos ( hombres , mujeres y extranjeros) estaban sometidos a las mismas reglas y las mujeres podían gestionar su propias propiedades o solicitar el divorcio ( en caso de malos tratos). Sin duda, fue un conjunto de leyes muy avanzado, que estuvo vigente en la isla hasta 1861.

Por otro lado, su amor por la ornitología, la llevo a elaborar leyes que por primera vez protegía a las rapaces, en concreto los halcones. De hecho, en honor a su labor de protección, uno de estos animales lleva su nombre, el halcón de Eleonora.

Leonor, prototipo de gobernante

  • Antepuso sus responsabilidades como reina a su vida: durante su conflicto con Aragón ella no cedió, pese a perder a su hijo y tener a su marido como rehén.
  • Fue una dirigente muy activa: siempre creyó en el diálogo para solucionar los conflictos, pero tampoco dudó en hacer uso de su ejército.
  • Durante su regencia luchó por la tranquilidad y la autonomía de sus ciudadanos.

En definitiva, en la actualidad la visión que nos ha llegado de ella es muy positiva, pues fue una mujer muy valorada, respetada y admirada por todos. Además, es considerada una de las heroínas de Cerdeña.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más